Baloncesto

La intensidad de Obradoiro desmonta a un Barça sin pegada

El cuadro de Jasikevicius, negado en ataque y apagado en defensa, encaja su tercera derrota en la Liga (76-74)

El azulgrana Oriol Paulí se cuelga del aro para finalizar un contrataque en Santiago

El azulgrana Oriol Paulí se cuelga del aro para finalizar un contrataque en Santiago / ACB photo

2
Se lee en minutos
Luis Mendiola
Luis Mendiola

Periodista

ver +

El Barça encajó su tercera derrota en la Liga Endesa en la pista del Obradoiro (76-74), en uno de esas mala actuaciones que alimentan las dudas sobre el equipo de Jasikevicius, que nunca acaba de colmar las expectativas. Pese a sus importantes bajas, el cuadro gallego impuso sus ganas y los azulgranas, negados en ataque (5 de 28 en el triple) y con una floja defensa acabaron por hincar la rodilla.

El equipo barcelonista sufrió en Santiago, como era previsible, ante el despliegue de energía de Obradoiro. Acusó más el equipo azulgrana el desgaste de haber jugado apenas 48 horas antes en Berlín que el cuadro gallego las importantes bajas con las que se presentó en el partido: Bender, Westermann o Paige, tres de los nombres importantes que llegaron en verano, porque Blazevic, el recién llegado Kassius Robertson y los hermanos Scrubb dieron un paso adelante a nivel ofensivo y aguantaron al equipo de Moncho Fernández.

A cara o cruz

La defensa de los azulgranas estuvo por debajo de lo esperado, mucho más permeable de que lo suele, seguramente por el cansancio, y estuvo especialmente espeso el equipo de Jasikevicius en ataque desde la línea de tres, que suele ser uno de sus principales recursos, más allá de un buen primer cuarto de Mirotic, que debutó en la Liga como titular, igual que hizo dos días antes en la competición europea.

Noticias relacionadas

Así que el Barça, privado de dos de sus principales virtudes, también de piezas importantes (Sanli, Abrines, Kalinic) intentó generar desde el uno contra uno. Pero su acciones, por la intensidad del Obradoiro, estuvieron marcadas por la espesura y eso hizo que el encuentro se moviera en márgenes muy pequeños para unos y otros, con el joven pívot Marek Blazevic, convertido en una pesadilla para la defensa azulgrana y , en concreto, para Vesely, y con los hermanos Scrubb adueñándose de todos los balones divididos.

Obradoiro consiguió entrar en los últimos tres minutos con una renta que parecía definitiva (71-64, m. 37) y aunque el Barça sostuvo sus opciones (73-74, a falta de 40 segundos), el cuadro gallego resolvió con acierto su último ataque (uno 2+1 de Thomas Scrubb) y el equipo azulgrana desperdició el suyo, en una jugada diseñada para Mirotic, que no consiguió acabar, completando así uno de esos partidos para olvidar.

Obradoiro, 76 - FC Barcelona, 74

Obradoiro: P. Scrubb (15), T. Scrubb (13), Muñoz (11), Suárez (3), Blazevic (13) –cinco inicial- Vicedo (2), Zurbriggen (-), Paz (-), Robertson (11), Guerrero (8)


6 de 25 triples (Muñoz, 2), 28 rebotes, 7 ofensivos (Blazevic, 4), 13 asistencias (Robertson, 4).


FC Barcelona: Satoransky (12), Laprovittola (15), Pauli (2), Mirotic (14), Vesely (10) –cinco inicial- Da Silva (2), Higgins (12), Tobey (3), Kuric (2), Jokubaitis (2).


5 de 28 triples, 38 rebotes, 12 ofensivos (Mirotic, 7), 11 asistencias (Laprovittola, 4).


Parciales: 22-28; 18-15; 19-15; 17-16