Eurobasket 2022

España da el golpe ante Alemania y llega a la final del Eurobasket

La selección de Scariolo tumba a la anfitriona Alemania por 91-96 con un fantástico Lorenzo Brown y jugará la final el domingo ante Francia

López-Arostegui lanza a canasta evitando el tapón de Theis en la semifinal

López-Arostegui lanza a canasta evitando el tapón de Theis en la semifinal / Alberto Nevado / FEB

4
Se lee en minutos
Luis Mendiola
Luis Mendiola

Periodista

ver +

España jugará la final del Eurobasket, la décima en toda su historia, un premio que nadie imaginó cuando se inició el torneo para un equipo en transición, privado de los grandes nombres y con muchas ausencias. Es el cuento de hadas del que habló Sergio Scariolo al pasar la primera ronda. Un sueño hecho realidad. La selección superó el último muro en Berlín, el de la anfitriona Alemania, y se llevó un triunfo (91-96) que sirve para engrandecer aún más la historia del baloncesto español. Con la medalla de plata asegurada, España se enfrentará este domingo a Francia en busca de su cuarto título de campeón.

La actuación superlativa de Lorenzo Brown, autor de 29 puntos y 6 asistencias, se asociará siempre al triunfo de España en la semifinal. Pero, una vez más, el éxito de la selección fue el triunfo del colectivo con apariciones estelares de Willy Hernangómez, con 16 puntos, de su hermano Juancho (13) y de un soberbio Alberto Díaz (10 puntos), cuya trabajo en defensa resultó impecable.   

La selección se presentó en las semifinales con siete debutantes en el Eurobasket. Pero apenas se notó esa circunstancia en un bloque que ha crecido de forma vertiginosa durante el torneo. La puesta en escena de la selección fue impecable, con una concentración y un cuidado del balón excelentes, una encomiable paciencia en la circulación del balón y una espléndida actitud en defensa. Así consiguió rebajar la intensa puesta en escena del base alemán Dennis Schroder, el termómetro de Alemania, que arrancó muy agresivo en su búsqueda de la canasta.  Y también de Daniel Theis, una fuerza desatada dentro de la zona, los dos jugadores que mantuvieron encendido a la anfitriona desde el primer cuarto.

Tomar la iniciativa

La selección supo responder a cada golpe de su rival y tomar la iniciativa en un primer cuarto de muchos puntos (24-27) con Willy Hernangómez ejerciendo el liderazgo del grupo, pero con apariciones puntuales de muchos de sus compañeros como López-Arostegui, Brizuela o Brown.  La rotación de Scariolo permitió a España mantener su nivel de juego y su velocidad. Garuba elevó la intensidad bajo canasta y la determinación de Rudy Fernández, con un par de triples consecutivos, abrió las primeras ventajas para España, que llegó a instalarse en una diferencia cómoda (24-33) y obligó a Gordie Herbert, el técnico alemán, a recuperar a su quinteto titular y devolver a Schroder a la pista.

Fue el base NBA, cortado por los Rockets este verano y actualmente sin equipo, quien devolvió al puso a una Alemania muy tocada. A base de acciones individuales, penetraciones y lanzamientos triples, Schroder consiguió darle la vuelta a la dinámica del partido sin que España encontrara el antídoto para desconectarlo. El equipo alemán pasó en apenas minuto y medio de perder por 32-41 a ganar por 46-41, después de un rotundo parcial de 14-0 en el que consiguió encadenar tres triples, una acción de 2+1 de Schroder y dos tiros libres por una falta antideportiva cometida por Lorenzo Brown, tirando por tierra casi todo el trabajo de la selección, que se fue al descanso en una dinámica negativa (52-46).

Cuestión de bases

Noticias relacionadas

Fueron los dos bases, Lorenzo Brown y Alberto Díaz, los que devolvieron a España a la pelea en la reanudación. Cinco puntos de cada uno y un triple de Willy Hernangómez permitieron construir un parcial de 0-13 que devolvió la confianza al equipo de Scariolo (57-61). Ese golpe no era fácil de encajar.  Pero Alemania es un equipo blindado mentalmente, que sabe que tiene una oportunidad única de pelear por el título, y no solo encajó el golpe sino que le devolvió con contundencia, de nuevo con Schroder al mando de las operaciones (71-61), una dinámica a la que, por suerte, puso freno la selección de nuevo a través de sus bases.

Un triple de Brown rebajó el daño al final del tercer cuarto y otro de Díaz abrió la nueva carga de la selección para devolver el equilibrio a falta de seis minutos (77-77) y convertir los últimos minutos en una demostración de temple e inteligencia por parte de España, que supo blindar su canasta y aprovechar los tiros libres para alcanzar, con toda justicia, una final más que merecida.

Alemania, 91 - España, 96

Alemania: Schroder (30), Obst (15), Wagner (15), Theis (10), Voigtmann (2) -cinco inicial-, Giffey (-), Lo (9), Thiemann (6), Weiler-Babb (4), Wohlafrart-Bottermann (-).

13 de 34 triples (Obst, 5). 28 rebotes, 13 ofensivos (Obst, 5). 19 asistencias (Schroder, 8)


España: Brown (29), Jaime Fernández (-), López-Arostegui (7), Pradilla (4), Willy Hernangómez (16) -cinco inicial-, Brizuela (5), Alberto Díaz (10), R.Fernández (6), Garuba (4), Juancho Hernangómez (13) y Sebas Saiz (2).


10 de 27 triples (Brown, 3). 33 rebotes, 12 ofensivos (Rudy Fernández, 6). 20 asistencias (Brown, 6)


Parciales: 24-27; 27-19; 20-19; 20-31