Los 'play-offs' de la Liga Endesa

La Penya sonroja al Barça en el Palau e iguala la semifinal

Un partidazo de Tomic (24 puntos) y la intensidad de los verdinegros no encuentra respuesta en el desconectado equipo de Jasikevicius (81-87)

Mirotic mira a canasta en presencia de Willis

Mirotic mira a canasta en presencia de Willis / ACB photo

4
Se lee en minutos
Luis Mendiola
Luis Mendiola

Periodista

ver +

El Joventut asaltó el Palau Blaugrana y sacó los colores al todopoderoso Barça, arrancando una victoria por 81-87 que despeja las escasas dudas, si aún existían en alguien, sobre la vuelta del equipo verdinegro al centro de le escena. Desde el 2014, no vencía en el Palau.

Fue una lección en toda regla la que recibió un Barça menor, encogido, sin capacidad de respuesta, con sus estrellas desaparecidas, acelerado durante muchos minutos y superado por el despliegue físico y la ambición de los badaloneses. En este segundo partido de la semifinal, el equipo grande fue la Penya y con su victoria no solo equilibró la serie a uno, sino que arrebató la ventaja de cancha a su rival, y se ganó la oportunidad de sentenciar esta próxima semana en Badalona, donde se disputarán los dos siguientes partidos.

Fue un episodio más en la línea del Barça de los dos últimos meses, en los que viene emitiendo signos muy negativos, aderezado este además por la derrota en un derbi y frente a un equipo que tuvo entre sus mejores hombres a un ex, Tomic (24 puntos, 5 rebotes 22 de valoración) lo que eleva aún más el escarnio.

"Estamos felices, aunque el último minuto ha sido una mierda (por la lesión de Feliz)", dijo Carles Duran. "Es un 1-1 y tiene mucho mérito ganar aquí, pero aún no hemos conseguido nada. Ahora vamos al infierno de Badalona y espero que sepamos ganar al menos uno", remarcó el técnico de la Penya. "Hemos salido a ganar y esa ha sido la gran diferencia respecto al primer partido. Así podemos sorprender a cualquiera", apuntó Tomic, que aseguró que aunque se siente raro por jugar en el Palau tras su etapa en el Barça, ha pasado página. "Mentalmente ya no estoy aquí".

Cambio de mentalidad

Duran pidió descaro a sus hombres para revertir el dominio azulgrana en la semifinal tras el primer partido y sus jugadores se lo dieron de sobras. La agresividad desde el inicio, intentando igualar el nivel físico de su rival, la verticalidad de sus exteriores, su solvencia interior y su concentración defensiva, dio la iniciativa al Joventut y llevó al Barça a vivir sobre el abismo desde el salto inicial.

Jugó con inteligencia y también mucha paciencia la Penya para mantener el control, frente a las rachas de los azulgranas que encontraron, de inicio, una salida a su espesura en el despliegue de energía de Exum, que anotó ocho puntos de inicio y cambió el escenario inicial (27-21).

Pero el Barça estuvo muy espeso, acumuló demasiadas pérdidas (15), concedió acciones de los bases verdinegros hasta debajo del aro y eso le penalizó. El mal día de Calathes y también de Laprovittola, la desaparición de Davies y Smits, y la irregularidad de Mirotic fue una pesada losa en la mochila azulgrana.

Tercer cuarto clave

El acierto de Ribas, Vives, Feliz y Bassas, en cambio, trajo de cabeza la defensa barcelonista, que no encontró la forma de dominar el ritmo y la Penya, además, redujo su inferioridad en el rebote y equilibró un apartado que el Barça dominó en el primer partido: los triples.

Noticias relacionadas

En ese escenario favorable, el Joventut no se dejó llevar por la presión, sino que elevó su intensidad en un tercer cuarto formidable, en el que llevó sus ventajas hasta los 15 puntos, dominando todas la facetas del juego, mientras los azulgranas se descomponían y entraban en guerras individuales que no conducían a nada.

El último periodo fue un esprint contra el reloj del Barça, que no le sirvió más que para alargar la agonía y acentuar el daño de una derrota, que le costará digerir. En cambio, la Penya pudo disfrutar de un triunfo merecido y el único revés fue la lesión en el tobillo, en el último instante, del base dominicano Andrés Feliz, cuya presencia para el miércoles quedará en el aire.

FC Barcelona, 81 - Joventut, 87

FC Barcelona : Calathes (15), Laprovittola (9), Hayes (10), Mirotic (11), Sanli (8) –cinco inicial- Exum (12), Davies (-); Smits (-), Abrines (11), Jokubaitis (5)


7 de 21 triples (Exum, 2); 39 rebotes, 12 ofensivos (Sanli, 10), 16 asistencias (6)


Joventut: Feliz (12), Ribas (6), Parra (10), Willis (7), Birgander (6) –cinco inicial- Busquets (-), Ventura (3), Vives (6), Bassas (13), Tomic (24) Marnoka (-)


7 de 17 triples (Bassas, 3); 28 rebotes, 7 ofensivos (Tomic, Birgander, 5), 21 asistencias (Feliz, 6)


Parciales: 26-27; 14-15; 13-23; 28-22