Los 'play-offs' de la Liga Endesa

El Joventut pasa como un ciclón por encima del Tenerife

Parra, con 14 puntos, lidera la brillante actuación colectiva con siete jugadores verdinegros en dobles dígitos (100-68)

Andres Feliz intenta una bandeja ante la mirada de Huertas

Andres Feliz intenta una bandeja ante la mirada de Huertas / ACB Photo

2
Se lee en minutos
Luis Mendiola
Luis Mendiola

Periodista

ver +

Existía ilusión en Badalona por volver a vivir los ‘play-offs’, ya que hacía 14 años que el Joventut no tenía ventaja de cancha en cuartos de final. Desde el 2008, en concreto. Pero pocos podían imaginar en la parroquia verdinegra, con 9.000 aficionados en las gradas del Olímpic, la exhibición del Joventut en el estreno de la serie. Fue un ciclón el equipo verdinegro y pasó por encima del Lenovo Tenerife para llevarse un triunfo arrollador y el primer punto de la eliminatoria (100-68).

"En un partido así, te sientes imparable", admitió Joel Parra, que acabó con 14 puntos, y lideró a un equipo con siete jugadores en dobles dígitos de anotación.

La actitud, la concentración, la intensidad y el acierto estuvieron del lado de la Penya, dominante en todas las facetas del juego desde el inicio hasta el fin. Del Lenovo Tenerife, el reciente campeón de la Champions de la FIBA, no hubo noticias y la afición de Badalona lanzó con sorna gritos de ¡MVP, MVP! hacia la estrella visitante, Shermadini, (7 puntos en 17 minutos, solo dos canastas en juego) desconectado por completo por los sistemas verdinegros.

El pívot georgiano entró en la provocación y envió algún mensaje a la grada por señas, como diciendo, 'nos volveremos a ver'. Solo Huertas dio la cara en el cuadro tinerfeño. El domingo se juega el segundo partido en la cancha del Lenovo (13h) y, en caso de ser necesario un desempate, la serie volvería a Badalona el martes, 31.

30 puntos al descanso

Noticias relacionadas

Fue tal la superioridad del equipo de Carles Duran que todo se había resuelto en el descanso de forma inapelable. Los 33 puntos de diferencia (54-21) dejaron claro que no hubo partido. O, en realidad, solo se jugó el partido que quiso el cuadro badalonés, que a los 15 minutos (41-11) ya había dejado groggi a su rival, llevando las diferencias hasta la treintena.

No tuvo capacidad de respuesta el Tenerife y la Penya, decidida a no hacer concesiones, desbordó confianza en todos sus jugadores. Empezó el dominicano Andrés Feliz, pero se apuntaron rápido Willis, Bassas, Birgander, un brillante Parra y hasta el jovencísimo Maronka para ponerle el lazo a una actuación colectiva soberbia, que dejó una sensación de felicidad en Badalona.

Joventut, 100- Lenovo Tenerife, 68

Joventut: Feliz (11), Ribas (-), Parra (14), Willis (12), Tomic (10) –cinco inicial- Ventura (9), Vives (11), Busquets (14), Bassas (8), Birgander (11), Maronka (-)


13 de 29 triples (Ventura, Vives, 3), 36 rebotes, 8 ofensivos (Tomic, 7), 23 asistencias (Ribas, 6)


Lenovo Tenerife: Huertas (14), Salin (2), Todorovic (2), Doornekamp (10), Guerra (6) –cinco inicial- Fitipaldo (5), Shermadini (7), Sulejmanovic (10), Borg (4), Rodríguez (-), Sastre (-), Wiltjer (8).



7 de 26 triples (Huertas, Sulejmanovic, 2), 30 rebotes, 8 ofensivos (Shermadini, Guerra, 5), 12 asistencias (Huertas, Fitipaldo, 3)


Parciales: 27-7; 27-14; 24-22; 22-25