R. MADRID - BARCELONA (75-85)

El Barça frena la racha del Madrid y se lleva otro Clásico

Los azulgranas, que habían perdido cuatro de sus últimos cinco choques, asaltan el Wizink

Mirotic, pese a no mostrar su mejor versión tras el covid, tumba a su exequipo, que encadenaba ocho triunfos

Sanli pugna con Tavares.

Sanli pugna con Tavares. / EFE / FERNANDO VILLAR

2
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

El Barça parecía imparable hace mes y medio, cuando aplastó al Madrid en el último Clásico de Euroliga. Tras dominar aquel encuentro de principio a fin, los azulgranas partían como favoritos para el siguiente duelo con los blancos, que se iba a disputar el 2 de enero. Pero las bajas por covid obligaron a posponer el choque hasta este domingo y desde entonces el panorama había cambiado por completo. Desde el último Clásico, los madridistas habían enlazado ocho victorias mientras que los azulgranas habían perdido cuatro de los últimos cinco encuentros. Pero en el Wizink el Barça salió dispuesto a recuperar su mejor versión y asaltó el feudo blanco.

Y lo hizo sin tener que recurrir a la mejor versión de Mirotic. Sarunas Jasikevicius recuperó a su estrella, que en el último choque contra su exequipo logró su récord de valoración en la Euroliga (39) e igualó el de anotación (31). Tras superar el covid no estuvo tan fino, pero metió un triple decisivo.

Pablo Laso también pudo contar de nuevo con Edy Tavares, recién salido de la cuarentena también, además de con Gaby Deck. Nueve meses después de emprender su fallida aventura americana y su coqueteo con el Barça, el alero argentino volvía a vestir de blanco. Pero el Barça amargó su retorno y el homenaje a Felipe Reyes, excapitán madridista que se retiró en junio tras 17 temporadas.

Sanli gana el duelo a Tavares

Fue un triunfo coral, cimentado en la mejora de la intensidad y la defensa. La intensidad de Davies en las dos orillas y los triples de Kuric y Mirotic daban una mínima ventaja al descanso (40-42). A la salida del vestuario el Barça salió mucho más intenso, abriendo la primera gran brecha de la mano de Sanli. El pívot otomano no solo bregó com Tavares en defensa, sino que cortocircuitó con su tiro exterior al gigante blanco, sumando 10 puntos en el tercer acto.

Gracias a la 'carta turca', el bloque de Jasikevicius se plantó en el último acto con una renta de nueve puntos, que parecía un mundo en un encuentro que había sido muy igualado en la primera mitad. Pero el Madrid apretó la defensa y el marcador. Cuando más turbulencias había, Sanli volvió a emerger, agigantándose bajo los dos aros. Y, cuando se fue al banquillo, la solidez defensiva de sus compañeros y los tiros libres mantuvieron la nave barcelonista a flote hasta que un triple de Mirotic situó a 20 segundos del final un 73-81 determinante. Kuric, también desde 6,75, cerró el marcador y empató con Sanli como máximo anotador del choque.

Regreso feliz de Laprovittola

Noticias relacionadas

"Siempre va a estar difícil aquí, pero estamos contentos porque no hemos venido aquí en muy buena forma", reflexionaba Jasikevicius, antes de destacar la actitud de Mirotic y Laprovittola, que recibieron un marcaje estrecho de su antigua afición. "Para los dos Nicos no es fácil pero han estado muy sólidos y centrados".

Mientras que Mirotic ya está acostumbrado, era la primera visita de Laprovittola a su antiguo pabellón desde que en verano cogió el puente aéreo. "Es un triunfo muy importante para todos, sobre todo para mí, como se lo dije a mi niña. Me concentré e intenté estar lo más solido posible", comentó el base, el más valorado del pulso. "Las cosas salieron y es una muestra de los que somos como equipo".