Baloncesto

El Barça y el Efes vuelven a medirse tras la final de la Euroliga en un pulso con aires de revancha

"El Efes empezó irregular, pero tiene muchísima calidad y será el equipo a batir", asegura Jasikevicius sobre el partido de Estambul (18.30 h.)

Jasikevicius da instrucciones a sus jugadores en un tiempo muerto

Jasikevicius da instrucciones a sus jugadores en un tiempo muerto / ACB Photo

2
Se lee en minutos
Luis Mendiola
Luis Mendiola

Periodista

ver +

 

La última vez que el Efes y el Barça se enfrentaron fue en la final de la Euroliga en Colonia el pasado mayo y el equipo turco acabó coronándose por primera vez campeón de Europa. Así que el partido de este viernes en Estambul (18.30 horas, DAZN) tendrá aires de revancha para los azulgranas, aunque Saras Jasikevicius quiso restarle dramatismo a esta cita, que supondrá también el rencuentro del pívot turco Sertaç Sanli con su exequipo, después de aterrizar en el Palau este pasado verano. “El haber jugado la final del año pasado lo hace más interesante para todos, pero ahora mismo es solo un punto más”, explica el técnico barcelonista.

El Efes está fuera de las posiciones de ‘play-offs’ pese a una racha de cuatro victorias consecutivas, incluida la de pasada semana ante su rival ciudadano, Fenerbahçe. Pero el equipo de Ataman está claramente al alza y su base estrella Shane Larkin (25 puntos, 7 asistencias) se acerca al nivel que le ha convertido en la ‘bestia negra’ de los azulgranas (20,3 puntos de media en los últimos diez enfrentamientos).

A eso hay que unir el gran momento de forma de Vasilije Micic (15,7 puntos y 4,1 asistencias), que sigue en nivel MVP. La línea exterior que forma Larkin y Micic con el francés Rodrigue Beaubois y el croata Krunoslav Simon es la gran amenaza para los azulgranas. Entre los cuatro sumaron 53 de los puntos que anotó el Efes ante el Fenerbahçe.

Bajas de peso

Noticias relacionadas

El Barça vive un momento dulce de resultados y llega como líder al Sinan Erdem Sports Hall después de una rotunda victoria frente al Zalgiris, pero se ha encontrado con dos bajas de peso como las de Nick Calathes y Cory Higgins que le complican el panorama y dejan abierta la puerta a la incorporación de algún refuerzo. “Si no contamos con el tema de los lesionados, estamos bien y hemos tenido tiempo de preparar el partido. Ojalá podamos sacar nuestras ideas al campo y hacerlo bien”, reflexiona Jasikevicius, que tendrá que abrir las rotaciones a los más jóvenes como Michael Caicedo para limitar el desgaste del equipo.

"El Efes empezó irregular, pero es un equipo que tiene muchísima calidad, está jugando mucho mejor y creo que será el equipo a batir en esta Euroliga”, admitió el técnico azulgrana. “Mantiene casi el mismo equipo que la pasada temporada, llevan mucho tiempo jugando juntos y no será fácil”, remarca Kyle Kuric.