Baloncesto

El Valencia asalta el Palau y deja en evidencia al Barça

  • El equipo de Peñarroya se sobrepone a sus importantes bajas y domina a los azulgranas desde la defensa (79-87)

  • Dubljevic, Rivero y López-Arostegui lideran el solvente triunfo valenciano, que deja muchas dudas en los barcelonistas

Mirotic lanza a canasta en presencia de Pradilla

Mirotic lanza a canasta en presencia de Pradilla / FCB

3
Se lee en minutos
Luis Mendiola
Luis Mendiola

Periodista

ver +

El Barça se estrelló de forma inesperada frente a un Valencia de circunstancias en el Palau (79-87), cuando parecía tener en sus manos un nuevo récord de victorias en un inicio de temporada en la Liga ACB, que había conseguido igualar la pasada semana (las nueve victorias del Barça de Aíto 1988-89). El récord y la imbatibilidad se esfumaron ante la frustración de los aficionados, que han vuelto con ganas a la pista barcelonista, y el triunfo del equipo de Joan Peñarroya, castigado por cinco bajas de peso, dejó sensaciones muy malas en torno al equipo azulgrana y también en torno a algunos de sus fichajes esta temporada, como Sanli (5 puntos, 2 rebotes) y Hayes (0 puntos en 25 minutos) que no acaban de darle el paso adelante que se espera.

“Nos faltó profesionalismo”, dijo en tono muy crítico el técnico Jasikevicius a los micrófonos de Movistar +. Pero luego intentó rebajar sus palabras, aunque puso todo el énfasis en el tema mental y no en cuestiones técnicas. “Supongo que no he preparado a mi equipo mentalmente”, dijo. “¿Exceso de confianza? Puede ser. No voy a buscar temas de baloncesto, sino temas mentales”.

Sea como sea, el Barça encontró una alarmante falta de recursos por un lado para igualar la pelea en la zona, en la que se impuso sin discusión la pareja Dubljevic-Rivero, capaz de dominar el rebote, generar espacios y sumar siempre para su equipo y, por otro, para igualar la intensidad de su rival. En este partido en concreto, el banquillo azulgrana quedó en evidencia. Smits, Hayes y Martínez se quedaron sin anotar. Sanli y Jokubaitis tuvieron un papel testimonial en ataque. Así que todo el peso volvió a girar en torno a Mirotic (22 puntos), Davies (12), siempre en una lucha particular, y Calathes (12 puntos, 7 asistencias), aunque sin la clarividencia de otros encuentros.  

Superar las bajas

El Valencia mostró carácter y un nivel excepcional, que no se corresponde con la situación dramática que vive a nivel de enfermería, con las ausencias de Dimitrijevic, Claver, Tobey, Hermansson y Labeyrie. Peñarroya no dudó en darle muchos minutos a los jóvenes para cubrir bajas tan importantes y estos respondieron, como lo están haciendo toda la temporada, de manera sobresaliente, especialmente Puerto y Pradilla. Aunque el dolor de cabeza para el Barça llegó de la mano de Jasiel Rivero, del recuperado Xabi López-Arostegui, y de Dubljevic, que apareció providencial en el segundo tiempo en el que anotó sus 15 puntos, después de pasar inadvertido en el primero.

Con un excelente trabajo en defensa, el Valencia colapsó la zona y limitó el daño del líder de la Liga, y así no solo fue capaz de aguantar el paso de los azulgranas, sino que dominó el marcador muchos minutos, controló el ritmo de juego y fue capaz de reaccionar  en el único momento en el que el Barça estuvo en disposición de romper el partido (54-47, m.25) justo después de encadenar dos triples de Calathes y Sanli.

A nivel ofensivo al Barça le faltó fluidez (el mérito fue de la defensa valenciana)  y además no se encontró cómodo en ningún momento en un partido que se volvió muy físico, con muchos contactos, y Rivero y Dubljevic imponiendo su intensidad, haciendo evidente uno de las debilidades que presenta el equipo, la consistencia en partidos físicos, su flojera en el puesto de pívot. También alimentó la frustración de los jugadores de Jasikevicius, que acabaron acelerados, mientras el Valencia se sentía claramente ganador en el tramo final, después de un parcial de 2-13 que confirmó el bombazo de la jornada.

Noticias relacionadas

FC Barcelona, 79- Valencia Basket, 87


FC Barcelona: Calathes (12), Laprovittola (10), Hayes (-), Mirotic (22), Sanli (5) –cinco inicial- Davis (12), Marttínez (-), Smits (-), Oriola (4), Kuric (11), Jokubaitis (3).

10 de 27 triples (Mirotic, 3), 23 rebotes, 9 ofensivos (Davies, 5), 17 asistencias (Calathes, 7)


Valencia: Van Rossom (6), López Aróstegui (17), Puerto (10), Pradilla (7) , Djublevic (15) –cinco inicial-  Prepelic (11), Ferrando (-), Bressan (3), Jiménez (-), Vila (-), Rivero (18)

9 de 22 triples (Van Rossom, Dubljevic, 2), 27 rebotes, 7 ofensivos (Rivero, 7), 20 asistencias (Prepelic, 5)

Parciales: 21-19; 17-16; 25-28; 16-24