La Euroliga de baloncesto

Un Baskonia en horas bajas mide las dudas del Barça

"Necesitamos la victoria", afirma Jasikevicius después de dos derrotas consecutivas en Europa

Ivanovic se dirige a sus jugadores en un tiempo muerto

Ivanovic se dirige a sus jugadores en un tiempo muerto / ACB Photo

2
Se lee en minutos
Luis Mendiola
Luis Mendiola

Periodista

ver +

El Baskonia que visitará este jueves al Barça en la Euroliga (21h horas, Dazn) lo hace en sus horas más bajas. Después de tres derrotas consecutivas ha caído a la cola de la clasificación europea (puesto 15 de 18 equipos) y las cosas no andan mucho mejor en la Liga Endesa, fuera de la zona de ‘play-off’ con cuatro victorias por cinco derrotas.

Todo pinta tan negro en el club vitoriano, que Dusko Ivanovic, un técnico de pocas palabras, pero que nunca deja indiferente a nadie cuando habla, llegó a afirmar la pasada semana: “No es solo un mal momento del Baskonia, es el peor momento de mi carrera”.

Podría decirse que la tormenta ha amainado ligeramente después del triunfo del domingo en la Liga frente al Unicaja (92-89), que cortó una racha de seis derrotas consecutivas. Pero fue un triunfo teñido de agonía y con Ivanovic, cuestionado también por su decisión de utilizar únicamente a seis jugadores durante toda la segunda parte. “Si te mueres, lo haces de pie y con la gente en la que crees”, explicó el preparador montenegrino, al ser cuestionado por su decisión.

Lo que se hizo evidente es que Ivanovic lanzó un mensaje claro a sus jugadores de banquillo en busca de una reacción y que solo confía en un núcleo duro de su plantilla (Granger, Marinkovic, Giedraitis, Fontecchio y Sedekerskis), una estrategia más que arriesgada cuando los encuentros se acumulan en el cargado y exigente calendario de la ACB y la Euroliga.

Victoria obligada

La arenga de Ivanovic apunta directamente a algunos de los refuerzos que han aterrizado este verano en el Buesa Arena. El base estadounidense Wade Baldwin, que debía suplir a Henry, no parece convencerle y de ahí la llegada de su compatriota Lamar Peters, que podría estrenarse en el Palau. Tampoco encajan en su esquema los pívots, Steven Enoch y Laundry Nnoko

Frente a ese rival herido, el Barça intentará recuperar la senda de la victoria después de dos derrotas consecutivas en sus pistas a Tel-Aviv y Milán, que han generado algunas dudas sobre la dureza física del equipo de Jasikevicius, que ha caído hasta la segunda plaza de la Liga después de mantenerse líder durante las seis primeras jornadas.

Noticias relacionadas

“Necesitamos la victoria y esa tiene que ser nuestra motivación”, valoró este miércoles el técnico azulgrana. “Es un rival que está en un momento difícil, pero que tiene mucha calidad. Es un equipo con mucho carácter, con jugadores experimentados, igual que su entrenador, que seguramente sabe gestionar momentos como esto”, remarcó Jasikevicius, que no podrá contar para este partido con Cory Higgins, que sigue de baja por una lumbalgia. "No hay duda de que tenemos que volver al camino del triunfo. Sabemos que ellos no están en un buen momento. Pero sabemos que Ivanovic es un técnico que les hace trabajar duro y vendrán motivados", apuntó el base Rokas Jokubaitis.