La Euroliga

El carácter de Davies y Calathes salva al Barça en Mónaco

El equipo azulgrana se impone en la prórroga después de un pulso de constantes alternativas (81-85)

Laprovittola controla el balón en presencia de Mike James en la cancha del Monaco

Laprovittola controla el balón en presencia de Mike James en la cancha del Monaco / Twitter FCB

3
Se lee en minutos
Luis Mendiola
Luis Mendiola

Periodista

ver +

Con las ausencias de Abrines y Sanli y la reducción de fichas sénior de 15 a 13 esta temporada, el Barça no anda muy sobrado de fuerzas y la Euroliga exige en cada partido la mejor versión. En la visita a la cancha del Mónaco volvieron a tener una muestra. Solo dejándose la piel, los jugadores de Jasikevicius pudieron arrancar el triunfo. No hay otra receta: Despliegue físico y máxima concentración. Con el talento solo no basta. Davies y Calathes lo entendieron mejor que nadie y fueron los que sacaron el carácter del Barça para sobrevivir a un pulso agónico, que necesitó la prórroga para su resolución (81-85).

Davies estuvo enorme en la pelea con 27 puntos, 10 rebotes, 4 asistencias y 38 de valoración. Calathes añadió al corazón del pívot, su enorme inteligencia en la pista para acabar también con números excepcionales: 12 puntos, 11 rebotes, 5 asistencias y cuatro triples en momentos importantes que aseguraron la cuarta victoria en cuatro jornadas de los azulgranas, que mantienen su liderato.

Primer tiempo para olvidar

Aunque recién aterrizado en la máxima competición europea, por su condición de campeón de la Eurocup, el cuadro del Principado tiene los mejores atributos para competir bien. Además de contar con talento como el de los recién llegados Mike James, Will Thomas o Motiejunas, anda sobrado de centímetros y músculo, como el del espectacular Donta Hall. Ya lo demostró en la cancha del Madrid el miércoles, y en la visita del cuadro catalán dio una nueva muestra de su dureza. El Barça fue incapaz de aguantar la intensidad y el ritmo del equipo monegasco en la primera mitad y fue a remolque hasta el descanso (35-31), sin dar con la tecla que lo activara. La única luz en la falta de tensión colectiva la aportó Calathes, un seguro en cualquier situación. Casi siempre da la cara y, normalmente, produciendo siempre a buen nivel.

Con Higgins en uno de esos bajones productivos que le caracterizan y Hayes aún lejos de aportar lo que se espera, Calathes se convirtió en el ancla del equipo. También en la referencia que arrastró con éxito a la batalla a Brandon Davies, un jugador todo corazón, decisivo en el desenlace, también a Mirotic, mucho más implicado que nunca en esta temporada,  y a Laprovittola, un base al que no se le disparan las pulsaciones por muy tensa que esté la pelea.

Con esos soldados fue como el Barça recuperó el paso y cambió la dinámica para llevar el partido a un tenso y emocionante final. En ese escenario, Davies logró dar una vida extra a los azulgranas con una canasta final tras un valiosísimo rebote en ataque, después de la bandeja fallida de Higgins. En esa prórroga, Calathes y Hayes, que sí aportó un rebote clave en la última jugada, lanzaron al Barça mientras Mike James asumió todo el peso en el Mónaco, aunque esta vez no bastó para dar el triunfo al cuadro francés, que será todo un dolor de cabeza para sus rivales.

Noticias relacionadas

Monaco, 81- FC Barcelona, 85

Monaco: Lee (5), Ouattara (7), Gray (4), Boutsiele (4), Motiejunas (6) –cinco inicial- Wstermann (10), Thomas (15), Diallo (4), Faye (2), Andjusic (-), Hall (8), James (16).

9 de 30 triples (Westermann, 3). 41 rebotes, 13 ofensivos (Thomas, 9). 18 asistencias (Lee, 5)


FC Barcelona: Jokubaitis (2), Kuric (2), Higgins (6), Mirotic (14), Davies (27)- cinco inicial- Smits (3), Hayes (5), Oriola (2), Laprovittola (12), Calathes (12).

10 de 26 triples (Calathes, 4). 34 rebotes, 12 ofensivos (Calathes, 11). 19 asistencias (Calathes, 5)

Parciales: 22-12; 13-19; 19-25; 21-19


Consulta aquí los resultados y también la clasificación