La final de la Liga Endesa

El Barça dispone de su primer ‘match ball’ en la final ante el Madrid

“Es una grandísima oportunidad para ganar un título en nuestra casa”, valora Jasikevicius ante la visita del conjunto blanco al Palau (22h)

Higgins deja una bandeja en presencia de Tavares

Higgins deja una bandeja en presencia de Tavares / Rodrigo Jiménez / Efe

5
Se lee en minutos
Luis Mendiola
Luis Mendiola

Periodista

ver +

El Barça dispondrá este martes, en el Palau Blaugrana, de una ocasión única para acabar con los siete largos años de sequía sin levantar el título de Liga (22 horas). Su brillante victoria en la cancha del Real Madrid (75-89) este domingo, en el primer partido del ‘play-off’ final, le ha dejado en una posición inmejorable de sentenciar en casa y delante de su público, con el 'play-off' final al mejor de tres encuentros en lugar de cinco por las exigencias del calendario olímpico. El triunfo cerraría de forma sobresaliente el curso azulgrana, después del título de Copa y la final de la Euroliga.

 “Tenemos una oportunidad muy grande para ganar un título en nuestra casa”, reconoce Jasikevicius, el técnico que lleva camino de cambiar el discreto rumbo de estas últimas temporadas azulgranas. El preparador lituano, sin embargo, es consciente de que aún queda mucho trabajo pendiente y pide a sus jugadores la máxima concentración. “Tenemos que ir con muchísima humildad. Enfrente Dentrohay un equipo campeón que ha pasado por muchas de estas guerras con el mismo entrenador y los mismos jugadores”, advierte con el máximo respeto para el equipo blanco.

Liderazgo de Higgins

El Barça encontró el liderazgo de Cory Higgins, de Calathes y de Gasol para recuperar el factor cancha en el Wizink Center, después de un partido en el que enseñó sus dos caras. Hasta el descanso se vio superado por la energía y el dominio del rebote de los madridistas (43 rebotes, 21 ofensivos). En la segunda mejoró su nivel defensivo, se equilibró la pelea bajo los aros y Higgins, que este lunes cumplió 32 años, mostró un nivel espectacular de acierto anotando 14 de sus 26 puntos y siendo la pieza clave en el parcial de 0-17 con el que el equipo azulgrana le dio la vuelta al guion. “Higgins se echó el equipo a la espalda, estuvo muy sólido en las dos partes de la cancha”.

Gasol también volvió a aprovechar sus 16 minutos en pista (8 puntos, 8 rebotes, 2 tapones) para convertirse en uno de los jugadores que más sumó para su equipo, para protagonizar un espectacular duelo en las alturas con Eddy Tavares, el jugador defensivo del año en la LIga ACB. El base Nick Calathes (12 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias), también se mostró como una pieza fundamental para la fluidez de los sistemas. En ese tercer parcial favorable a los barcelonistas (16-29), el Barça también consiguió sumar a Mirotic, que llevaba camino de vivir uno de sus peores clásicos, y despertó con 7 de sus 9 puntos para convertirse también en un factor de peso.

Mirotic, supermotivado

"Nadie quiere volver a Madrid. Hay que ir con mucha humildad; jugamos contra un muy buen equipo, que sabe jugar este tipo de partidos. Nosotros también tenemos experiencia y creo que sabemos cómo jugar contra ellos. Debemos ser fieles a nuestro juego, intentar hacer el juego que hicimos en la segunda parte en Madrid, sobre todo defendiendo. El público nos dará esa energía y espero que sea un gran día mañana", declaró Mirotic antes de afrontar este decisivo encuentro.

El jugador azulgrana afirmó que está "supermotivado, muy bien y feliz" ante esta oportunidad, aunque haya mucha presión. "Estoy ilusionado ante una gran final y espero poder celebrar mañana otro título con el Barcelona", señaló. "Era una prioridad para nosotros que este club esté en lo más alto posible. Para nosotros solo existe ganar mañana. El hecho de poder levantar otro título con el escudo del Barça completaría una grandísima temporada, acabando con dos de los cuatro títulos posibles ganando sería una gran temporada”.

Pendientes de Laprovittola

El Madrid vivió del dominio de Tavares cuando estuvo en pista y de algún fogonazo de Rudy Fernández y Causeur, pero la defensa del Barça desconectó su potencia desde el triple (solo concedió 8 de 27,  un 30% de acierto). Ni Sergio Llull (1 de 8 en triples), ni Garuba (un punto, un rebote, descentrado por las faltas), consiguieron sumar para los madridistas que intentarán recuperar a Laprovittola para este segundo encuentro para paliar el desgaste físico de una plantilla con más problemas conforme pasan las jornadas.

“Con las lesiones musculares casi vives al día. Lo veo difícil, pero vamos a intentarlo”, dijo el preparador vitoriano, que espera un segundo encuentro “tan exigente o más” como el que se vivio en el WiZink. "Hemos sobrevivido a momentos muy difíciiles durante toda la temporada y el equipo sabe cómo sobrevivir a ese tipo de problemas, así que vamos a dar la vida, porque siempre sacamos algo cuando estamos contra las cuerdas", avisa Tavares.

Noticias relacionadas

Gasol: “Afronto cada partido como si fuera el último”

Pau Gasol asegura que intenta disfrutar de cada segundo que está viviendo en la final. "Llevo años pensando que mi último partido podría haber sido hace tiempo como cuando me lesioné y me volví a lesionar", añadió.

El de Sant Boi recalcó que este pensamiento "ha pasado" por su cabeza en los malos momentos en los que tenía que valorar "si era mejor" dejarlo y "cerrar capítulo maravilloso independientemente de esta última etapa que está siendo dulce". "Ahora afronto cada partido como si fuera el último, disfrutándolo, dándolo todo y con eso viviré tranquilo", subrayó.

El catalán recalcó de cara al segundo partido contra el Real Madrid, donde podrían certificar el título liguero, que es "importante estar bien preparado mentalmente" y "entendiendo que el rival tiene que ganar para mantenerse con opciones y que viene de perder en casa". "Hay que competir desde el primer minuto y marcar el tono defendiendo desde el primer minuto y durante los 40 para ganar que además significaría ganar el título", expresó.

"Yo intento aportar mi conocimiento y mi experiencia ante este tipo de partidos y de situaciones. Intento transmitir ese deseo porque nunca sabes cuando vas a volver a tener este tipo de oportunidades. Cuesta mucho ganar la liga y el Barça hace mucho que no gana una, así que hay que aprovecharla como sea", prosiguió Gasol.

Además, de ganar se daría la circunstancia de volver a levantar el trofeo liguero 20 años después de hacerlo por última vez. "Intento disfrutar como aquel momento pero con 20 años más, intento ayudar al equipo como puedo, como lo estoy haciendo y estoy contento por eso", remarcó.