NBA | Los Ángeles Clippers-Dallas Mavericks (126-111)

Los Mavericks de Doncic naufragan en la orilla ante el poderío de los Clippers

  • Dallas pierde el séptimo partido en Los Ángeles, con poco acompañamiento a su estrella, en primera ronda de la pelea por el título

  • Los 46 puntos del esloveno no fueron suficientes para que el equipo texano mantuviera el ritmo anotador de los angelinos

  • Kawhi Leonard firma otra actuación estelar para liderar con maestría a su equipo hasta las semifinales de conferencia ante los Jazz

Kawhi Leonard intenta un lanzamiento ante la oposición de Luka Doncic en el partido entre Los Ángeles Clippers y Dallas Mavericks.

Kawhi Leonard intenta un lanzamiento ante la oposición de Luka Doncic en el partido entre Los Ángeles Clippers y Dallas Mavericks. / Etienne Laurent

Se lee en minutos
Alejandro García
Alejandro García

Periodista

ver +

Si en algo es especialista la NBA es en crear momentos épicos para dirimir duelos estelares. Los protagonistas de la última entrega eran Kawhi Leonard y Luka Doncic, el escenario un séptimo partido de la primera ronda de las eliminatorias por el título y las expectativas máximas, pero el mayor poderío del bloque de los Clippers desequilibró el duelo antes del esperado final. La victoria y la clasificación fue para los angelinos, que se enfrentarán a Utah Jazz en semifinales de la conferencia Oeste. 

La gran primera parte del esloveno no sirvió para más que para mantener la igualdad, pero cuando no mantuvo la excelencia, Dallas no aguantó el tirón. De nuevo, como la temporada pasada, Los Ángeles Clippers ponen el punto y final de la temporada de Doncic en Dallas, en un meritorio séptimo partido que acredita un crecimiento, aunque insuficiente, del equipo entrenado por Rick Carlisle.  

La exhibición de Kawhi Leonard en el sexto partido (45 puntos) llevó la eliminatoria al partido decisivo, como una final, después de seis victorias visitantes, y se rompió la tendencia con un partido más coral de los Clippers, con siete jugadores por encima de la decena de puntos. 

Exhibición inicial de Doncic

Para el día decisivo nada cambió en la disposición de los equipos: Dallas con la apuesta por la altura, con minutos de calidad para Marjanovic, contra el quinteto sin hombres alto de los Clippers. Y todos hicieron su papel, los rebotes y los puntos en la pintura fueron texanos, mientras que el acierto desde la línea de tres puntos le dio muchos minutos la iniciativa a los angelinos.  

El amago de lesión de Hardaway Jr, mediado el primer cuarto, y sus malos números al final dejaron cojo el ataque de Dallas, aunque ya desde el primer parcial hiciera acto de presencia la mejor versión de Doncic

El esloveno Luka Doncic ejecuta un lanzamiento ante la oposición de Paul George.

/ Etienne Laurent

En el segundo cuarto, con los primeros problemas para los Mavericks desde el triple, Los Ángeles Clippers consiguieron algunas ventajas que amenazaron con romper el partido antes de tiempo (se fueron al descanso con 8 puntos más) pero los texanos consiguieron mantener el tanteador igualado de la mano de los acompañantes que complementaron los 29 puntos que ya llevaba Doncic a más de tres minutos para el descanso. 

La ofensiva de los Clippers

El caudal anotador de los Clippers no se detuvo y, con el paso de los minutos, la iniciativa casi siempre fue para unos Clippers que contaron con un papel tan destacado como inesperado de sus secundarios, desde Mann hasta Kennard, pasando por la aportación mínima exigible a Paul George y los 23 puntos de Morris. Se hicieron acreedores, con motivo, de ventajas que obligaron a Dallas y a Doncic a no bajar el nivel de intensidad en ningún momento. 

Noticias relacionadas

Con todo y con eso, el partido se rompió al final del tercer cuarto, con la máxima ventaja del partido para los Clippers: 15 puntos que pusieron a los Mavericks contra las cuerdas, castigados por su exiguo acierto en el triple y la extenuación física a la que estaba sometiendo a sus titulares. 

Era el momento culminante de la temporada para Dallas, pero el jugador que se erigió sobre el resto fue Kawhi Leonard, el líder silencioso e implacable del arsenal ofensivo de su equipo. Ya a la desesperada, con grandes minutos de Marjanovic pese a la carga de minutos y algún triple increíble de Doncic, que terminó con 46 puntos, Dallas se colocó a siete puntos, pero dos triples de Reggie Jackson y de Marcus Morris dinamitaron la eliminatoria y el curso de los texanos.