BARÇA, 94-JOVENTUT, 73

El Barça destroza a la Penya con 37 puntos en el tercer cuarto

  • Gasol (13) preparó el camino que luego allanaron entre Davies (14) y Kuric (22) tras el descanso hasta colocar una ventaja de 30 puntos

  • El Lenovo Tenerife es el rival azulgrana de la semifinal, en una serie que se jugará lunes, miércoles y viernes

Kuric anota uno de sus triples, este sábado en el Palau.

Kuric anota uno de sus triples, este sábado en el Palau. / FCB

Se lee en minutos
Joan Domènech

Con 37 puntos en el tercer cuarto (por 14 del Joventut), el Barça avanzó a la semifinal que le enfrentará al Lenovo Tenerife en una serie que se jugará el lunes, el miércoles y el viernes, si fuera necesario y el cuadro isleño le exige, como el vecino de Badalona, el máximo esfuerzo. Del 45-38 del descanso, que dejaba el duelo algo abierto aunque los azulgranas habían mejorado mucho respecto al segundo partido, se pasó al 82-52. Los 30 puntos convertían en imposible la remontada verdinegra. El recorte redujo el margen al 94-73. 

El Barça volvió a mostrarse demoledor en ataque, en unos minutos de locura por un acierto espectacular de Brandon Davies (11 puntos en 6 tiros sin fallo) y de Kyle Kuric (15, en cinco triples) que reunieron 26 puntos mientras sus compañeros se lo miraban embobados. Y también los rivales, emplazados a una zona por su entrenador que se reveló suicida. Carles Duran cambió con el partido perdido y luego reconoció su error táctico.

De 9 en el descanso 

El Barça había obtenido su mayor diferencia en el último minuto antes del descanso (43-34, más 9) gracias a una racha de Higgins, espeso al inicio, pero enfocado ya con el partido en marcha. El alero continuó el trabajo de un Pau Gasol espléndido hasta entonces, perfecto: 14 puntos sin fallo. Los máximos anotadores azulgranas mantenían una buena cadencia de los locales, que supieron zafarse mejor de la asfixiante defensa de la Penya.

Pau Gasol, durante el tercer partido ante el Joventut.

/ FCB

Lo era, o lo seguía siendo, porque hubo más contacto y permisividad que en Badalona, donde funcionó a la perfección al dejar a los azulgranas en 63 puntos, 22 menos de lo que promedia. Antes de que pudiera comprobarse con números reales ya se intuyó en el amanecer del duelo. Àlex Abrines, titular, anotó en sus dos primeros tiros los 5 puntos que llevaba acumulados en los dos partidos. En el segundo se quedó a cero.

Calathes vuelve con caramelos

A Gasol, sobe todo, y al equipo en general, le ayudó mucho la vuelta de Nick Calathes. El base le dio un par de caramelos que le dejó con media canasta hecha y aceitó el ataque cuando el Joventut había recortado el primer estirón azulgrana. A veces importan más las formas que el fondo, y con Calathes pareció que el Barça se paseara, cuando en realidad no era así.

Noticias relacionadas

La diferencia barcelonista fue insignificante hasta que se disparó tras el descanso con la irrupción impetuosa de Davies (7 puntos seguidos) y la sangría que causó Kuric, que cosió con cuatro triples consecutivos a los verdinegros. La zona ordenada por Durán fue dramática en su ejecución y en las consecuencias que provocó en su equipo. Entonces, lo que era insignificante se convirtió en bestial: 30 puntos de distancia. El Barça había necesitado el tercer partido, pero consiguió ahorrarse el último cuatro, aunque tuviera que jugarlo.

Ficha técnica

BARCELONA: Hanga (2), Higgins (10), Abrines (7), Mirotic (5), Davies (13) –cinco inicial–; Gasol (14), Bolmaro (9), Kuric (22), Calathes (5) Smits (7), Oriola (0), Claver (0).

12 de 32 triples (Kuric, 6); 37 rebotes, 9 ofensivos (Kuric, 2); 22 asistencias (Calathes, 9).

JOVENTUT: Bassas (8), Ribas (8), Parra (3), Morgan (2), Tomic (17) –cinco inicial–; López-Arostegui (2), Dimitrijevic (10), Brodziansky (11), Birgander (7), Ventura (5).

5 de 23 triples (Bassas, 2); 32 rebotes, 8 ofensivos (Parra, 2); 14 asistencias (Dimitrijevic, 6).

PARCIALES: 25-21; 20-17; 37-14; 12-21. 

ÁRBITROS: Conde, Calatrava, Padrós.

PABELLÓN: Palau Blaugrana. 1.000 espectadores.