La 'final four' de la Euroliga

El Barça aspira en Colonia a recuperar el trono de la Euroliga

  • El equipo azulgrana se enfrenta al Armani Milán en una semifinal de históricos decididos a regresar a la cima (21h, DAZN)

  • “ Cuando llegué dije que mi objetivo era ganar la Euroliga. A lo mejor este es mi momento quiero disfrutarlo y sacar lo mejor de mí”, afirma Mirotic

Mirotic, Jasikevicius, Messina y Sergio Rodríguez posan tras participar en la rueda de prensa oficial de la ’final four’

Mirotic, Jasikevicius, Messina y Sergio Rodríguez posan tras participar en la rueda de prensa oficial de la ’final four’ / Euroleague

3
Se lee en minutos
Luis Mendiola
Luis Mendiola

Periodista

ver +

Solo dos pasos separan al Barça del título de la Euroliga, el sueño que persigue en vano desde hace 11 años, cuando levantó en París la segunda corona de su historia de la mano de Xavi Pascual. Pero el desafío que se le presentará en Colonia, en el impresionante Lanxess Arena, que estará sin público en las gradas, se intuye formidable para el equipo de Jasikevicius, el técnico que, en su primer año en el Palau, ha devuelto a élite al equipo azulgrana.

En la búsqueda del tercer título de su historia se cruzará este viernes por la noche con el Armani Milán (21h, DAZN) y, en caso de superarlo, con el ganador del CSKA Moscú, el vigente campeón, y el Anadolu Efes, para muchos el equipo de más talento del continente, que afrontarán la primera semifinal (18h).

El Barça ha logrado derribar, por fin, el muro frente al que se que ha estrellado en los últimos siete años en Europa. Espoleado por el carácter ganador de su técnico ha puesto fin a su larga travesía por el desierto. También gracias a la calidad de una plantilla de lujo, construida en torno a la llegada de una estrella como Nikola Mirotic la pasada temporada y aderezada, en esta, con una leyenda del baloncesto español como Pau Gasol.

Sin un favorito claro

“Lo que hemos conseguido es para estar orgullosos y esperanzados, pero yo soy ambicioso y siempre quiero más”, asegura Jasikevicius, que transmite exigencia a sus jugadores (“siempre me pongo la presión y en mi equipo, donde sea que esté”, afirmó en la rueda de prensa oficial), pero al mismo tiempo ha intentado inculcarles la dificultad del reto que están a punto de afrontar. “Esto es una ‘final four’. Los cuatro equipos que están aquí tienen posibilidades. Han pasado por tantas batallas esta temporada que creo, honestamente, que todos tenemos una oportunidad”, aseguró el preparador lituano.

También será todo un reto personal para Niko Mirotic, el jugador que dio la espalda a una oferta millonaria en la NBA, contra toda lógica, para liderar un sólido proyecto y dominar en en Europa. “Es una bendición estar aquí. Cuando llegué, dije que mi objetivo era ganar la Euroliga. A lo mejor este es mi momento, no quiero presionarme demasiado y quiero disfrutarlo y sacar lo mejor de mí. Estoy muy motivado", aseguró el ala-pívot, que restó importancia a no haber sido elegido el MVP de la fase regular, que fue para Micic (Efes). "Habría estado bien ser el 'MVP', sí, pero al final no se recuerdan esos premios, se recuerdan los títulos. No he ganado la Euroliga y es mi objetivo y mi sueño”, aclaró.

El hito de Gasol

Noticias relacionadas

Y, por supuesto, esta ‘final four’ se presenta como un nuevo hito en la carrera de Gasol, capaz de recuperarse tras dos años apartado de las canchas por una grave lesión y volver a competir. "Las expectativas en el Barça son siempre estar arriba y tener una oportunidad de luchar por todos los títulos. Y volver a la 'final four' tras siete años es un paso en la buena dirección. Este es un título que nunca gané y para mí sería muy especial conseguirlo, porque el Barça representa mucho para mí, mi familia, mi ciudad y recuperarme, volver a jugar y luchar por este título, me motiva", explica Pau.

Frente a ellos se erige un Armani Milán, otro histórico del baloncesto (tres Copas de Europa y nombres legendarios como los de Meneghin, D’Antoni, Boc McAdoo), que vuelve a la ‘final four’ después de 29 años de ausencia, ansioso por recuperar su lugar en el olimpo europeo, y fortalecido por el trabajo de de un técnico de primer nivel como Ettore Messina y de nombres ilustres como el del canario Sergio Rodríguez, el exazulgrana Malcolm Delaney, Datome o Kyle Hynes, con la experiencia suficiente para sorprender a cualquiera. “Llegar como el tapado y no como el favorito, me parece fantástico”, afirmó Messina.