Los 'play-offs' de la Euroliga

El Barça se juega a una carta la ‘final four’ pendiente de recuperar al mejor Mirotic

"Es hora de darlo todo y de dejarse todo en la pista", proclama Jasikevicius antes del quinto partido ante el Zenit

Mirotic, frenado  por Blakc y Pangos en una de las acciones de esta serie de cuartos

Mirotic, frenado por Blakc y Pangos en una de las acciones de esta serie de cuartos / Anatoly Maltsev / Efe

Se lee en minutos

El Barça se presenta en la jornada decisiva de la Euroliga deseando recuperar al Nikola Mirotic más determinante. La desconexión de la estrella azulgrana por la defensa del Zenit ha sido una de las claves para entender el equilibrio actual (2-2). La pizarra de Xavi Pascual ha marcado la iniciativa hasta ahora. Así que buena parte de la ilusiones y del trabajo de la temporada se concentrarán en el quinto encuentro de este martes en el Palau (21h, DAZN), con la esperanza de que tanto el equipo como la estrella azulgrana ofrezcan su mejor versión.

Para los barcelonistas alcanzar este año la ‘final four’, después de siete años de ausencia, se ha convertido en un objetivo prioritario y después de acabar primeros en la fase regular, nadie habría podido imaginar el actual escenario: jugarse el billete a una sola carta en el desempate. A ese quinto encuentro han llegado también en su serie el Efes y el Real Madrid, después de que el equipo de Laso reaccionar tras ir 2-0 en contra, así como el Armani Milán y Bayern Múnich, que resolverán las otras dos plazas pendientes, mientras el CSKA es el único que ya tiene la clasificación asegurada.

“Hemos llegado al quinto partido y es hora de darlo todo y de dejarse todo en la pista”, admitió Jasikevicius este lunes en la previa. “Los jugadores son conscientes de que tenemos que jugar más duros y jugar más disciplinados, con ideas muy claras. Hemos trabajado ocho meses para tenerlo en nuestra pista. En esta serie creo que no hemos un jugado un partido completo muy bueno y esto es lo que vamos a intentar”.

La clara superioridad mostrada por el Zenit en el cuarto encuentro (74-61) solo ha generado más dudas sobre el momento de juego que vive el Barça. El propio Jasikevicius reconoció que estos 'play-offs' les han pillado en un al momento. "Pero eso no puede ser excusa”, admitió. El cuadro ruso apabulló en el rebote (40 frente a 26), una estadística que los azulgranas habían dominad y está dejando en un pobre 44% de acierto en tiros de dos a su rival, muy lejos del 53,7% de la temporada.

Williams y Pangos

En el plano individual, Mirotic ha sido incapaz de brillar frente al Zenit, oscurecido por Will Thomas, que ha reducido al máximo su aportación. Sus 16,9 puntos y 6,3 rebotes durante la temporada han bajado a 9,0 puntos y 3,8 rebotes. Es evidente que Mirotic no se ha sentido cómodo en la batalla física y que, conforme ha avanzado la serie, la presión y la responsabilidad han jugado en contra del ala-pívot barcelonista, al que su equipo echa claramente de menos. Solo en el primer partido de San Petersburgo, Mirotic estuvo en números aceptables (11 puntos, 3 rebotes, +12 valoración).

Noticias relacionadas

En ese escenario de máxima intensidad también han desaparecido algunos jugadores más de la plantilla azulgrana frente a un Zenit con una rotación mucho más corta, pero unos roles y un protagonismo mucho más definido, como es el caso de Kevin Pangos (18,5 puntos y 6,5 asistencias, que está saliendo ganador del emparejamiento con Nick Calathes (9,3 puntos y 4,3 asistencias). En la capacidad de que el Barça sea capaz también de igualar esa dureza se centran sus opciones de clasificación.

 “Zenit es un equipo que defiende muy bien y tiene una idea muy clara como puede pararnos” admitió Adam Hanga. “Hemos estado repasando los vídeos y  sabemos cómo deberíamos jugar para ganar este partido. Tenemos que jugar mucho más físico. Tenemos que respetar los detalles que pide el entrenador. Y dejarnos todo en la pista. Pero todo pasa por la defensa”.