LIGA ENDESA

Bagayoko, el niño que rompió el récord de precocidad de Ricky en la ACB

El pívot maliense debutó en la Liga con el Fuenlabrada con 14 años, 7 meses y 15 días

El joven Bagayoko disputa el rebote con Garuba, otra de las promesas del baloncesto madrileño.

El joven Bagayoko disputa el rebote con Garuba, otra de las promesas del baloncesto madrileño. / EFE

Se lee en minutos

Cuando Aíto García Reneses hizo debutar en octubre del 2005 en el Joventut a un jovencísimo Ricky Rubio con apenas 14 años y 11 meses y 24 días, era evidente que ese registro tardaría tiempo en borrarse de la Liga Endesa. Fueron apenas cinco minutos en la cancha del CB Granada, el anticipo de una carrera prodigiosa que lo llevó a la NBA. Han tenido que pasar 16 años para que caiga el récord de precocidad del base de El Masnou. El honor le ha correspondido al jugador de Mali  Bassala Bagayoko, que se estrenó este domingo en el partido entre su equipo, el Fuenlabrada y el Real Madrid en el pabellón Fernando Martín.

El marcador reflejaba un 17-15 a favor del cuadro fuenlabreño a falta de 2.56 minutos para cerrar el primer cuarto, cuando ala-pívot maliense, de 2,07 de estatura, saltó a la cancha para entrar en la historia, convirtiéndose en el jugador más joven en participar en Liga Endesa con 14 años, 7 meses y 15 días.

Talentos emergentes

En un campeonato al que acaba de reincorporarse a Pau Gasol en el Barcelona, a sus 40 años, y que cuenta también con veteranos como Albert Oliver (42 años, Obradoiro), Felipe Reyes (Madrid, 41) o Rafa Martínez (Manresa, 39), Bagayoko forma parte de los emergentes talentos que han ido surgiendo en los últimos tiempos como el madridista Usman Garuba, de 19 años y 2,04, escogido este mismo lunes el mejor joven de la Liga Endesa, o el pívot del Unicaja, Yannick Nzosa, de 17 años y 2,08, incluido en el quinteto joven de la temporada junto al barcelonista Leandro Bolmaro, de 20, el base madridista Carlos Alocén (20) y el ala-pívot del Gipuzkoa, Dino Randocic (22).

Forzado por las numerosas bajas que arrastra (Ehigiator, Vene, Marc García y Urtasun por lesión, y en cuarentena por coronavirus o Trimble y Chema González), el técnico del Fuenlabrada, el catalán Josep Maria Raventós, no dudó en recurrir a los siete minutos de partido con Bagayoko, con ficha del segundo equipo fuenlabreño que milita en la Liga EBA, la tercera división del baloncesto.

Un tapón al sueco Jeff Taylor, con quien se emparejó de inicio y que fue sancionado con falta, y sus primeros puntos en el 9, al machacar con un mate una entrada a canasta de su compatriota Cheick Diallo fueron las primeras actuaciones de Bagayoko, que demostró una gran potencia física pese a su tempranísima edad. Volvió a la cancha en los últimos instantes del tercer cuarto y en el arranque del último, para cerrar su participación con 2 puntos, 2 rebotes y 2 faltas cometidas en 9.11 minutos.

La Minicopa del 2019

Noticias relacionadas

La historia de Bagayoko en España empieza en el Santa Lucía de Tirajana (Las Palmas), pero su nombre ya empezó a sonar entre los aficionad en la Minicopa Endesa del 2019, que jugó en las filas del CB Canarias, en la que acabó con 13 puntos y 17 rebotes en la final que se llegó el Real Madrid. Poco tiempo después fichó por el Fuenlabrada, donde compite en la Liga EBA,  combinando posiciones de alero y pívot y promedia 8,6 puntos, 8 rebotes y 14,6 de valoración.

"Lo hemos mantenido 10 minutos porque ha entrenado muy bien, no tiene miedo. A partir de ahora tenemos que seguir cuidándole como el club lo está cuidando, que sus entrenadores sigan tratándole como le están tratando e ir poco a poco con él", manifestó Josep María Raventós al término del partido sobre el nuevo ‘baby’ de la Liga.