BALONCESTO

Pau Gasol: "Regreso a casa con la misma ambición con la que me fui"

El pívot de Sant Boi no aclara cuándo se producirá su debut, "a ver cómo pasa esta semana; espero que sea pronto"

Pau Gasol con su hija en el Palau.

Pau Gasol con su hija en el Palau. / EFE

Se lee en minutos

La primera presentación de Joan Laporta no fue con un Eric Garcia, un Memphis Depay o un Georginio Wijnaldum. Nadie que le da al balón con el pie. El estreno del presidente azulgrana fue con una estrella superior, de baloncesto, un Pau Gasol que lleva unos días entrenándose a ritmo creciente con Saras Jasikevicius y sus nuevos compañeros de equipo. Gasol no desveló cuándo se producirá su esperado debut 20 años después de que se marchara como un joven talento que explotó más allá de las expectativas imaginadas en la NBA.

"Tenemos una idea para el regreso, pero no hemos puesto una fecha concreta. Vamos viendo cómo pasa esta semana para ir acercándonos a esa fecha que todos estamos deseando. Espero que sea pronto. Es importante que yo coja ritmo para poder aportar en este equipo", señaló Gasol, aparcando de momento la idea de una aparición inminente.

Gasol, de 40 años y una grave lesión en el tobillo que le ha mantenido apartado durante dos de las pistas de baloncesto, convocó a buena parte de la nueva directiva, a su entrenador y jugadores como Mirotic y Oriola a la puesta de largo. También se vio a leyendas como Audie Norris, Epi y Solozábal y, por supuesto, a su familia, sus padres y su esposa. Tras el acto jugueteó un momento con su pequeña hija Elisabet Gianna, que se comportó la mar de bien, conviene decir.

Objetivo: la Euroliga

El pívot de Sant Boi recordó que su regreso se produjo tras las conversaciones mantenidas con Juan Carlos Navarro, en el área de baloncesto del club (y subiendo con Laporta), y también con Jasikevicius. "Para mi era importante hablar con Saras. Le doy las gracias por haber confiado en que pueda aportar como jugador en un momento diferente para mi por la lesión. Todos estamos con mucha ilusión".

Ilusión es ciertamente la palabra que más ha usado Gasol este mediodía. "Regreso a casa con la misma ambición que con la que me fui. No quería acabar mi etapa tan bonita como jugador con una lesión. Quiero acabar disfrutando y jugando", dijo antes de entrar en la caseta y ponerse la camiseta del Barça, con el número 16 que volverá a enfundarse. Lo de la ambición lo constató al asegurar que aspira a ganar la Euroliga, el título que le falta.

Noticias relacionadas

Más que un sueño después de la grave lesión que ha padecido y de la que pensó que nunca más se recuperaría. Al menos a un nivel óptimo como para volver a jugar. Lo ha explicado sin dramatismos, pero dejando entrever claramente que ha sido un calvario. "El proceso de la lesión ha sido muy complicado. Saltaron las alarmas en San Antonio aunque no pensábamos que fuera tan grave. Pero como deportista y por ser como soy decidí tirar hacia delante. Tras la segunda operación empezó un proceso que no sabíamos qué iba a pasar. Tenía 39 años. Pero la ilusión por volver a jugar es lo que me ha permitido estar hoy aquí. En cualquier caso, pasara lo que pasara ya he tenido una carrera privilegiada". Innegable.

Temas

Pau Gasol