La final de la Copa de baloncesto

El Barça destrona al Madrid y dispara la era Jasikevicius

El equipo azulgrana dominó de principio a fin en la pista del equipo blanco y levanta el primer gran título de la temporada (73-88)

El Barça celebra en el podio la conquista de la Copa en Madrid

El Barça celebra en el podio la conquista de la Copa en Madrid / Juan Carlos Hidalgo / Efe

Se lee en minutos

Todas las señales que emitía el Barça desde el inicio de temporada, desde la llegada de Jasikevicius al banquillo, tanto en la actitud de los jugadores, como en la dinámica y los resultados, invitaban al optimismo. Ahora ya no son solo sensaciones. Desdela final de Copa de este domingo, es una realidad: el Barça vuelve a lucir un perfil de campeón. En una actuación impresionante, el equipo azulgrana levantó el título de Copa y destronó al Madrid en su cancha (73-88).

No es una corona más. Para el Barça tiene un significado especial. Jasikevicius llegó el pasado verano para cambiar la mala dinámica de los últimos años y su primer examen confirma que está en el buen camino. Hace dos también venció al Madrid en el Wizink Center en la final de Copa. Pero aquella victoria, con Pesic en el banquillo, llegó a contracorriente, como una tabla de salvación para un equipo con el ego castigado. Esta, con una plantilla de primera línea, que rezuma futuro, deja intuir un cambio de ciclo, el umbral de una nueva etapa después de una década de hegemonía del cuadro de Laso. Curiosamente paras los blancos su punto de partido fue la Copa del 2012 ante el equipo azulgrana en el Sant Jordi.

Defensa brillante

La puesta en escena del Barça fue modélica. Demostró una enorme concentración defensiva, negándole tiros fáciles al Madrid, y aprovechó la ausencia de Tavares en el quinteto titular de los blancos para sumar puntos dentro de la zona. Cuando Laso decidió darle la oportunidad al pívot blanco, relegado al banquillo por un tobillo dañado, el Barça ya había abierto una brecha clara con un parcial de 0-14, que le llevó ya a dominar el primer cuarto (11-20). Los azulgranas reforzaron su confianza con un plan de partido que limitó al máximo la pegada de los blancos, sin ritmo en ataque, y que le llevó a dominar casi todos los aspectos del juego.

La defensa del Barcelona fue haciéndose impermeable conforme corrían el crono , concediendo solo 20 puntos en los primeros 15 minutos. Pero no fue solo atrás donde el equipo de Jasikevicius resultó intratable. En ataque apareció Davies para los azulgranas, muy apagado en cuartos y semifinales. También lo hicieron Higgins, brillante en todo el torneo, sensacional en la final, un determinante Calathes y un creciente Smits. Y, a pesar de sus problemas físicos, apareció también Mirotic con algunos minutos excelentes ganándole la partida en cada acción a Deck. La consecuencia fue que la ventaja no paró de crecer para el cuadro catalán, que se situó por encima de la veintena de puntos en el descanso (31-52) entre la cara de desesperación de Laso, incapaz de sacar a su equipo del laberinto.

Carga blanca

Desde acciones y tiros personales, Llull intentó cambiar la dinámica a la vuelta del vestuario y con la ayuda de Tavares en defensa consiguió elevar el ánimo del Madrid,. También generó algunas dudas en el Barça, que se frenó en ataque durante varios minutos. Pero con los puntos de Higgins y un triple providencial de Abrines, consiguió el equipo azulgrana mantener la cabeza fría e irse con 19 puntos de margen al último periodo (50-69). La última carga blanca llegó de forma desesperada de sus más jóvenes, Abalde, Alocén y Garuba. Pero el Barça fue capaz de devolver todos los golpes para volver a levantar el trofeo de campeón.  

Te puede interesar

Ficha técnica

Real Madrid: Llull (8), Causeur (5); Abalde (15), Deck (9), Thompkins 8() –cinco inicial- Tyus (-), Tavares (17), Laprovittola (-), Reyes (2), Alocén (9), Carroll (-), Garuba (-)

7 de 28 triples (Abalde, 3), 33 rebotes, 14 ofensivos 8 (Tavares, 9), 9 asistencias (Alocén, 3)

FC Barcelona: Calathes (12), Higgins (20), Hanga (3), Mirotic (12) Pustovyi (12)- cinco inicial – Smits (13), Oriola (2) Abrines (8), Davies (10), Westermann (-), Bolmaro (-), Kuric (6).

8 de 20 triples (Smits, 2), 40 rebotes, 14 ofensivos (Davies, 8), 18 asistencias (Calathes, 9)

Parciales: 11-20; 20-32; 19-17; 23-19