Baloncesto

El Barça llega a un acuerdo con Westermann sin cerrar la salida de Heurtel

El base francés se incorpora al equipo azulgrana en el límite del cierre de mercado de Euroliga

Leo Westermann, ya vestido de azulgrana, en el entrenamiento de este miércoles en el Palau

Leo Westermann, ya vestido de azulgrana, en el entrenamiento de este miércoles en el Palau / Twitter FC Barcelona

Se lee en minutos

El Barça de baloncesto se ha asegurado la incorporación del base francés Leo Westermann, de 28 años y 1,98 de estatura, poco antes del cierre del mercado de la Euroliga. Aunque la incorporación del exjugador del Fenerbahçe estaba supeditada en principio a la salida de Thomas Heurtel, la directiva azulgrana ha decidido tirar adelante el fichaje, sin que se haya solucionado el pulso con el todavía base azulgrana, que sigue sin aceptar la propuesta del club para salir.

Westermann firmará un contrato por lo que resta de temporada y un año más, con lo cual la parte económica más importante de la operación pasará al balance del próximo ejercicio, evitando así la generación de más déficit como exigía la junta gestora que preside Carles Tusquets para darle luz verde. El jugador ha aceptado aplazar una parte de lo que debe cobrar esta campaña.

Apuesta de Jasikevicius

Westermann ha pasado revisión médica este la miércoles por mañana en el Hospital de Barcelona, la última formalidad antes de inscribirse en la competición europea, y tiene previsto incorporarse esta misma tarde a los entrenamientos del equipo para integrarse cuanto antes en la dinámica del equipo que dirige Sarunas Jasikevicius, que ya lo tuvo a sus órdenes dos temporadas en el Zalgiris de Kaunas (2017/18 y 2018/19) y este jueves podría darle incluso algunos minutos en el partido de Euroliga frente al Valencia en el Palau (21.00).

El preparador barcelonista es quien ha apostado con fuerza por la incorporación de Westermann por la falta de sintonía con Heurtel, con el que el preparador lituano no ha acabado de conectar, a pesar de que el base de Beziers ha sido una de las piezas claves en los dos últimos títulos barcelonistas, las Copas del 2018 y 2019, en las que Heurtel fue elegido el MVP. Jasikevicius siempre ha defendido que Heurtel debía jugar en la posición de escolta y este no ha aceptado el rol.

Dilema para Heurtel

La incorporación de Westermann deja en una situación complicada a Heurtel, que quería salir del Palau para ir al Madrid y parecía dispuesto a alargar el pulso con el club hasta las últimas consecuencias, después del grave incidente que se vivió en el aeropuerto de Estambul un desplazamiento europeo del equipo azulgrana a finales de diciembre.

Después de que el conflicto se haya enfriado y con la incorporación de un nuevo base resuelta, el Barça está dispuesto a llegar a un acuerdo para que el jugador francés se desvincule, pero siempre que sea para ir a jugar otra Liga y no para fichar por un equipo de la ACB. El club no quiere repetir el episodio del base estadounidense Tyrese Rice al que, en 2017, apartó de la disciplina del primer equipo y puso a entrenar en el filial, el Barça B, antes de que el jugador recalara en la Liga China.

Te puede interesar

Westermann es un jugador que ya estuvo en la órbita del Barça hace unos años, cuando vestía la camiseta del Limoges. En el 2014 llegó a filtrarse que existía un preacuerdo para su llegada al Palau, pero no acabó nunca de concretarse. Desde entonces, el jugador ha pasado por las filas del Zalgiris, el CSKA Moscú e inició esta temporada en el Fenerbahçe, donde no ha acabado de aclimatarse a las órdenes del técnico serbio Igor Kokoskov.

De condiciones diferentes a las de Heurtel, el nuevo fichaje azulgrana tiene menos anotación pero es más completo en algunos aspectos, defiende mejor y cuenta con una gran visión de juego, lo que complementará a la perfección a Nick Calathes, el único base puro con el que cuenta el equipo, que ha utilizado como alternativa a Adam Hanga y Leandro Bolmaro.