26 nov 2020

Ir a contenido

LA LIGA ENDESA

Abrines liquida al Tenerife en el Palau

El Barça suma su sexta victoria en la Liga y acaba con la condición de invicto del equipo canario ( 81-74)

Luis Mendiola

El base azulgrana Heurtel busca la entrada a canasta ante Fittipaldo

El base azulgrana Heurtel busca la entrada a canasta ante Fittipaldo / VALENTÍ ENRICH

Alex Abrines, en un estado de forma excelso, emergió con brillantez para el Barça para asegurar la victoria frente al Tenerife, el único equipo  que estaba invicto, hasta ahora, junto al Real Madrid. Los puntos del alero mallorquín (16, con 4 de 5 triples) y el despliegue físico fueron las virtudes sobre las que cimentó el Barça la sexta victoria en esta Liga, con la que cierra una intensa semana (81-74).

En un calendario tan saturado como el de los azulgranas, con cuatro partidos desde el pasado domingo, no hay forma de que el Barça tenga un partido tranquilo. La calidad del rival, por supuesto, cuenta. Txus Vidorreta, que acabó expulsado por doble técnica, está construyendo un proyecto muy sólido, con Marcelinho Huertas y Shermadini como estandartes. Pero el equipo de Jasikevicius no logra desprenderse de las dudas y esa sensación de irregularidad que le acompaña,  la que se vio el martes en la derrota ante el UCAM Murcia y también la que lo lastró en la cancha del Baskonia, donde finalmente supo rehacerse y arrancar una valiosa victoria.

Más intensidad

Desde el primer instante, el Tenerife jugó con una intensidad y una concentración que le hizo mantenerse en la pelea hasta los últimos segundos y le llevó a dominar el primer cuarto. Pero en esta ocasión, el Barça lo igualó en agresividad. La aportación de Oriola, muy apagado en las últimas jornadas, ayudó a conseguirlo y puso al Barça en la seda correcta, por la que transitaron también Mirotic y Calathes.

El despliegue físico del jugador de Tàrrega fue uno de los pluses que permitieron cambiar la dinámica y abrir una brecha ya en el descanso (40-32) y jugar con más confianza. Y las apariciones letales de Abrines dejaron sin premio el intento de remontada de los tinerfeños, enganchados a los triples de Salin y Fitipaldo, demostrando que el mallorquín se ha convertido en una pieza fundamental, a la espera de que otros jugadores claves, como Higgins o Davies, consigan sumarse.