25 nov 2020

Ir a contenido

LA LIGA ENDESA

El Barça paga su falta de energía con una clara derrota en Vitoria

El equipo azulgrana pierde su primer partido liguero ante un Baskonia mucho más efectivo (82-71)

Luis Mendiola

El azulgrana Higgins intenta superar la oposición de Jekiri en una acción del partido

El azulgrana Higgins intenta superar la oposición de Jekiri en una acción del partido / adrián ruiz (EFE)

El Barça salió de Vitoria con la primera derrota en la Liga Endesa (82-71) y, lo que es peor, con muy malas sensaciones como equipo, ya que en ningún momento consiguió igualar la energía y la actitud de un Baskonia mucho más sólido y que, por momentos, le pasó por encima (llegó a ganar por 15 puntos). La derrota provocó el enfado de su técnico, Sarunas Jasikevicius,  hizo evidente que le queda mucho trabajo por delante para hacer competitivo a su equipo.

Ofreció algún detalle interesante el Barça, pero otros que también llevaron a la desesperación, como los balones perdidos, consecuencia de la agresiva defensa del Baskonia, una de sus virtudes principales, o de lagunas defensivas que permitieron canastas muy cómodas, demasiado, al equipo de Ivanovic.

Es lo que sucede con un equipo en construcción, como el que tiene Jasikevicius en sus manos,  que intenta cambiar hábitos y roles, y aun así mantener su solidez defensiva. Hay talento  para mantener el paso en ataque, pero también desconexiones inesperadas que convierten los partidos en un tobogán de sensaciones y que invitan a ser muy precavidos cara al futuro del grupo, que este próximo viernes vivirá otro potente examen con la visita del Madrid en la Euroliga.

Versiones muy discretas

Davies y Higgins, brillantes hace tres días ante el Panathinaikos, estuvieron en su versión menos productiva. Oriola hace tiempo que no acaba de entrar en juego. Smits deslumbró en Valencia, pero en Vitoria volvió a su perfil más gris. Y solo Heurtel y el joven Sergi Martínez, poco participativo en ataque, aparecieron en el Buesa Arena con la actitud  y las ganas necesarias para presentar batalla, un bagaje muy corto frente a un Baskonia moldeado para vaciarse en cada posesión.

El escaso margen para prepararse (ahora viene un maratón de siete partidos en 15 días), resulta un lastre para el equipo de Jasikevicius. Es verdad. Pero, más allá de las bajas de Mirotic y Claver, da la impresión de que hay algo más detrás de ese perfil irregular del Barça: los jugadores no acaban de entender lo que les pide su técnico. Faltó agresividad, tensión, capacidad física en el equipo barcelonista. Y eso se hizo evidente ayer conforme avanzaron los minutos. El Barça aguantó hasta el descanso (39-40). Pero se fue apagando frente a un Baskonia,  bien conducido por Vildoza, Giedraitis y Polonara, dueño absoluto del tercer cuarto en el que disparó sus diferencias y reforzó su confianza, para consolidar su control (80-65, m. 36) en un último periodo que solo tuvo un dueño: el equipo de Vitoria.

Baskonia, 82- FC Barcelona, 71

Baskonia:Vildoza (12), Dragic (11), Giedraitis (19), Polonara (16), Jekiri ( 9) –cinco inicial-  Henry (7), Sedekerskis (-), Diop (4), Peters (), Kurucs (4)

9 de 24 triples (Giedraitis, 3). 31 rebotes, 8 ofensivos (Jekiri, 10), 19 asistencias (Vildoza, 6)

FC Barcelona: Hanga (7), Higgins  (9), Abrines (6 ), Smits (4 ), Davies (10) –cinco inicial-  Heurtel (15), Oriola (1), S. Martínez (3), Kuric (7), Calathes (9).

8 de 27 triples (Abrines, Higgins, 2). 31 rebotes, 13 ofensivos (Davies, 7), 17 asistencias (Calathes, 6)

Parciales: 23-20; 16-20; 31-18; 12-13