31 oct 2020

Ir a contenido

LA EUROLIGA DE BALONCESTO

El Barça ofrece síntomas positivos y asalta Valencia

El equipo supera la baja de Mirotic con un protagonismo inesperado de Roland Smits (66-71)

Luis Mendiola

El azulgrana Higgins intenta superar la defensa de Labeyrie

El azulgrana Higgins intenta superar la defensa de Labeyrie / MIGUEL ANGEL POLO (EFE)

En medio de una ola de contagios que asolan la Euroliga, de los que Nikola Mirotic ha sido una de las últimas víctimas, el Barça ofreció síntomas positivos en Valencia. Con un protagonismo inesperado de Roland Smits (15 puntos -su mejor anotación en el torneo-, 7 rebotes y 23 de valoración), el jugador al que recurrió Jasikevicius para cubrir la ausencia del montenegrino, el equipo azulgrana sumó su segunda victoria en tres jornadas (66-71).

Dinámico, intenso y aplicado cuando salta a la cancha, el Barça acusa que aún es un equipo en construcción, al que le faltan horas de vuelo. Pero ofrece esbozos interesantes, a pesar de estas dos semanas últimas, muy accidentadas con los positivos de Jasikevicius, el confinamiento por todo el equipo la pasada semana, las faltas de entrenamientos, los viajes. Y la última ausencia confirmada de Mirotic también por covid.

Jasikevicius no actúa con prejuicios. Puede iniciar el partido con Hanga de base, dejando en el banquillo a Calathes y Heurtel. O dar descanso a Roland Smits para poner en la pista, sin reparos, al jovencísimo Sergi Martínez. Es su forma de decir que no hay privilegios para nadie. Y que los minutos habrá que ganarlos en cancha. El ala-pívot letón, por ejemplo, fue el que más tuvo en La Fonteta, en un partido que sirvió para el regreso de Kuric, muy testimonial, tras ser operado en septiembre para reconstruirle una placa craneal.

Mejoría tras el descanso 

Smits entró en el quinteto titular y después no hubo forma de sacarle (30 minutos en pista). Defendió, corrió, anotó, abrió el campo desde el triple. Con su trabajo, el Barça encontró a un líder inesperado con el que plantarle cara a un Valencia que también se mueve en una línea muy difusa. El pasado jueves pasó por encima del Madrid en la segunda jornada. Y este domingo se dejó sorprender en la Liga por el Unicaja en casa.

Djublevic tiene mucho que ver en las subidas y bajadas del Valencia. Su protagonismo inicial dio pie al equipo de Jaume Ponsarnau a llevar el control del partido. Pero Smits, y en cierta medida Calathes y Higgins, consiguieron despertar al Barça, que se mantuvo tras los pasos de los valencianos, a pesar de sus excesivas pérdidas (35-33).

Parcial clave

Con un esquema en el que Hanga puede ejercer de base y Heurtel de escolta, pero en la que todos alternan posiciones y cambian sus emparejamientos defensivos, el Barça fue asentándose tras la vuelta del descanso, creciendo sobre todo desde la defensa y mostrando su predilección por buscar posiciones cómodas para los lanzadores. Así fue como el cuadro barcelonista construyó un parcial de 0-11 en los últimos cinco minutos del tercer cuarto  (44-43 a 44-54) y abrió una renta de 10 puntos, que incluso consiguió ampliar a 15 puntos con una buena salida en el último periodo (44-59).

Fue Kalinic, un jugador capaz de rendir en los dos lados de la cancha, quien sostuvo  la esperanza de los valencianos con dos triples consecutivos (60-66) para entrar en los dos últimos minutos. Pero el Barça tuvo la cabeza fría para confirmar una victoria con la que seguir su proceso de construcción.

Ficha técnica

Valencia Basket: Vives (7), Prepelic (6 ), Kalinikc (13 ), Williams 7( ), Dubljevic (13 ) –cinco inicial- Marinkovic (3), Labeyrie (5), Van Rossom (6), Tobey (2), San Emeterio (3), Hermansson (1).

8 de 26 triples (Kalinic, 2). 27 rebotes, 8 ofensivos (Labeyrie, 8). 16 asistencias (Prepelic, 5)

FC Barcelona: Hanga (2 ), Higgins (10), Claver (4 ), Smits (15 ), Davies (11 ) –cinco inicial- Heurtel (-), Oriola (4), Abrines (11), Martínez (-), Kuric (-), Calathes (14).

7 de 23 triples (Smits, Abrines, 3). 27 rebotes, 6 ofensivos (Smits, 7). 19 asistencias (Calathes, 5).