31 oct 2020

Ir a contenido

LA EUROLIGA DE BALONCESTO

El Barça y la Euroliga, en jaque por el coronavirus

Jasikevicius obtiene el alta para Valencia pero el equipo afronta el partido con una baja por positivo

Luis Mendiola

Jasikevicius choca la mano con Claver en el partido ante el CSKA

Jasikevicius choca la mano con Claver en el partido ante el CSKA / JAVI FERRÁNDIZ

El Barça debe iniciar este martes en Valencia en la tercera jornada de la Euroliga (21.00 horas), un exigente maratón de nueve partidos en 19 días. Pero la incertidumbre marcará las próximas horas del conjunto azulgrana debido al coronavirus, que también mantiene en jaque a la propia Euroliga.

 El equipo barcelonista viaja a Valencia con la presencia de Sarunas Jasikevicius, que dio positivo por covid tras el partido del día 1 en el Palau contra el CSKA, y ya se encuentra recuperado. Pero con la ausencia por un positivo de un jugador, cuya identidad no se ha dado a conocer, y la inquietud de que ese caso se multiplique en el vestuario. Con toda seguridad, el contagio se produjo el viernes en el partido frente al Zenit de Sant Petersburgo, que antes de enfrentarse al Barça había notificado tres casos y en las últimas horas ha reconocido que cuenta con 13 positivos y está en una situación crítica.

“Ya estoy bien, bastante tranquilo. Ha habido dos o tres días malos, pero ya estoy de vuelta en el trabajo”, explica el técnico azulgrana Sarunas Jasikevicius, que desplaza a Valencia al escolta Kyle Kuric, que hasta ahora no ha podido debutar en la temporada tras la intervención que sufrió a principios de septiembre para reponerle una placa en la cabeza. “Todos estamos pasando por momentos complicados con los casos de positivos que hay tanto en nuestro equipo como en los rivales. Estamos preocupados por la salud e intentado cuidarnos al máximo posible”, admitió el azulgrana Víctor Claver.

Suspendidos los partidos del Zenit

Los responsables del Barça consideran que el encuentro de San Petersburgo no debería haberse jugado. De hecho, el club forzó el aplazamiento de jueves a viernes, para dar tiempo a nuevos tests PCR. Durante el partido consideran que se incumplieron varias normas anti-covid, con la utilización de la fila cero, la presencia de público (unas 3.000 personas sin distancia de seguridad, o la presencia de ‘cheerleaders’.  

Horas después del partido, el Zenit ha admitido que los positivos se han ampliado a 13 personas: ocho jugadores (entre ellos el exazulgrana Kevin Pangos), cuatro entrenadores y un masajista.  Entre ellos está el técnico Xavi Pascual, por ahora con síntomas leves, y su ayudante, Iñigo Zorzano. Es una situación límite, ya que esta semana afrontaba dos partidos en España: Baskonia y  Valencia, martes y el jueves. El club ruso ha solicitado el aplazamiento y la Euroliga se lo ha concedido. Ahora, el juez disciplinario abrirá un informe y tomará una decisión definitiva, aunque el protocolo de la competición para el covid indica que si un equipo no puede reunir a ocho jugadores, perderá el partido por 20-0.

En una situación muy similar se encuentra el Khimki de Moscú, hasta el punto de que ha tenido que suspender entrenamientos. El equipo que dirige Rimas Kurtinaitis debe enfrentarse este miércoles al Real Madrid y el viernes, jugar contra el Valencia.

Todos estos positivos tienen como denominador común a equipos rusos y las sospechas crecen en torno a las medidas poco exigentes de la VTB League, en la que participan equipos de cinco países del Este de Europa (Rusia, Bielorrusia Estonia, Polonia, Kazajistán). La Euroliga ha abierto una investigación para conocer los protocolos que se están siguiendo.