27 oct 2020

Ir a contenido

l LAIGA ENDESA

El Joventut se estrena con una victoria ante el Unicaja

Tomic, con 17 puntos y 7 rebotes, brilla en el equipo verdinegro en el partido del Olímpic (81-73)

Ferran Bassas, flamante base de la Penya, en acción

Ferran Bassas, flamante base de la Penya, en acción / javi ferrandiz

El Joventut  inició con buenas sensaciones la nueva temporada de la Liga Endesa imponiéndose por 81-73 al Unicaja en partido de la primera jornada de Liga, que se aplazó del sábado al lunes por un positivo de covid-19 en el cuadro malagueño, sin que se especificara si era de jugador o miembro del cuerpo técnico.  Tomic (17 puntos y 7 rebotes) y Brodziansky (14)  y el base Ferran Bassas (2 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias) brillaron en el equipo verdinegro en un encuentro que pudo disputarse, sin más problemas, en el Olímpic.

Tres de los refuerzos que han llegado esta temporada a Badalona justificaron el optimismo que genera el equipo de Carles Duran. Más discreto estuvo Pau Ribas en su regreso liguero al Olímpic. El exazulgrana Tomic está llamado a asumir un papel nuclear en los esquemas del equipo, por su experiencia, por su visión de juego y su dominio de la zona. Su tarjeta de presentación no pudo ser más brillante. Pero en esa línea también estuvieron también Brodziansky y el recuperado Bassas.

Dominón la Penya casi de principio a fin, con ventajas que llegaron a los 15 puntos, frente a un Unicaja demasiado tierno y que apenas pudo presentar batalla dentro de la zona, donde se construyó buena tarde del triunfo verdinegro. Los 47 rebotes locales frente a los 24 de los malagueños resumen bien a las claras la diferencia de pegada interior.

Joventut: Zagars (2), Ribas (-), López-Arostegui (9), Brodzianksy  (14), Tomic (17)-cinco titular- Bassas (2), Parra (11), Dimitrijevic (7), Parrado (-), Ventura (3), Birgander (13), Dawson (3).

Unicaja: Alonso (8), Mekel (7), Bouteille (15) abromaitis (7), Thompson (9), -cinco inicial Díaz (3), Waczynski (9), Gerun (6), Brizuela (9), Guerrero (-).