15 ago 2020

Ir a contenido

APUESTA AMBICIOSA

El Joventut vuelve a soñar a lo grande

"Creo que estamos dando los primeros pasos para volver arriba", dice el director deportivo Jordi Martí, tras completar una plantilla de casa con cuatro fichajes ilusionantes

Luis Mendiola

Pau Ribas, en el acto de su presentación como refuerzo verdinegro

Pau Ribas, en el acto de su presentación como refuerzo verdinegro / EFE

Entre los aficionados del Joventut empieza a extenderse la convicción, después de algunos años de travesía por el desierto, de que ha llegado la hora de pensar a lo grande. Es una sensación que ha ido gestándose en los últimos meses, viendo crecer y madurar a los chicos del ‘bressol’ y que se ha reforzado con el trabajo del presidente Juanan Morales y el director deportivo Jordi Martí para confeccionar en los últimos días una plantilla para esta próxima temporada 2020/21 que ilusiona. La incorporación del pívot croata Ante Tomic, después de ocho años en la plantilla del Barça, ha sido el golpe de efecto final para completar el ilusionante proyecto que se está gestando en Badalona.

“Creo que estamos dando los primeros pasos para volver a arriba”, apunta Martí. “Es un equipo con una media de edad muy joven, con ocho chicos formados en la casa, con chicos que se han ido curtiendo en alguna guerra importante, como la de salvarse para no bajar, y ahora es el momento de dar ese paso y ser ambiciosos. La verdad es que estamos muy satisfechos de cómo cuadra el equipo”, remarca.

Talento de casa

La llegada de Tomic completa una plantilla corta, de 12 jugadores, que ha logrado retener el talento de la casa (Dimitrijevic, Zagars, López-Arostegui, Ventura , Parra, Arnau Parrado), que recupera lesionados (Dawson y Birgander) y añade fichajes más que interesantes, que dan un plus de identificación con los valores del club. Ferran Bassas (San Pablo Burgos) y Pau Ribas (FC Barcelona) regresan a Badalona, donde empezaron el camino, para añadir más ADN verdinegro a la plantilla y sobre todo, compromiso. Y  Vladimir Brodziansky (Obradoiro) y el propio Tomic elevarán el potencial interior. “Tenemos un equipo muy compensado, y es cierto que el roster es corto, pero tiene muchas posibilidades, ya que tenemos jugadores que pueden actuar en muchas posiciones”, cuenta el director deportivo del club, que tiene una sintonía absoluta con el técnico Carles Duran.

El fichaje de Tomic ha sido el golpe de efecto final en el ilusionante proyecto construido por los verdinegros 

“Aquí hay jóvenes de mucho talento que quieren crecer”, afirma, como primer diagnóstico, Tomic sobre su nueva plantilla, un jugador del que Martí habla de forma elogiosa. “Es un fichaje importante porque viene de ser titular en uno de los grandes equipos de la Euroliga. Era de los mejores jugadores que en este momento podíamos traer a Badalona", remarca. “Es un jugador con muchísima experiencia que conoce mucho la Liga Endesa, y un referente interior con muchos registros y es muy grande de tamaño. Será un referente para nosotros, aunque al mismo tiempo también sabe jugar para los compañeros, lo que valoramos mucho".

El empuje de Grifols

Una conversación con Duran bastó al pívot croata para convencerse del proyecto badalonés. Además estaba su interés por seguir viviendo en Barcelona, donde tanto su mujer, Katarina Stimac, como sus hijas, Bela y Arija, se encuentran muy a gusto.  Y, seguramente, en último término, también la garantía que da a cualquier jugador saber que detrás del proyecto de la Penya está Grifols y Scranton. “Eso nos lo ha hecho más fácil todo. Los jugadores saben que en una temporada con ertes para todos, nosotros hemos pagado todo. Eso corre en el boca a boca”, dice agradecido Martí, ansioso porque se inicie la pretemporada verdinegra en los primeros días de agosto.