23 sep 2020

Ir a contenido

lA FASE FINAL DE LIGA ENDESA

El San Pablo Burgos tumba al Madrid y firma la primera gran sorpresa

El equipo de Peñarroya completa una actuación redonda y complica el panorama a los blancos (87-83)

Luis Mendiola

El madridista Campazzo lucha por el balón con el base del San Pablo, Fitipaldo

El madridista Campazzo lucha por el balón con el base del San Pablo, Fitipaldo / MANUEL BRUQUE (EFE)

Avisó con su victoria en la primera jornada frente al Casademont Zaragoza, una de las revelaciones de la temporada. Y firmó la primera gran sorpresa de la fase final de la Liga Endesa con una victoria más que merecida frente al Madrid (87-83). El San Pablo Burgos dio la talla en València y consiguió llevarse un partido que revolucionará el grupo B  y dejará aún más abierta la pelea de las semifinales.

Detrás del brillante éxito del cuadro burgalés está lamano del técnico catalán Joan Peñarroya, que ya había mostrado sus condiciones en Andorra, en Manresa y ahora, en su primera temporada, en el Burgos, con el que ha conseguido este sábado la primera victoria en toda su historia contra el cuadro madridista.

"Hemos estado muy metido los 40 minutos, creyendo que podian ganar.  Feliz por mis jugadores y por la ciudad de Burgos a la que le damos una alegría", se congratuló Peñarroya.

Avisos de Laso

Lo hizo casi todo bien el San Pablo Burgos para doblegar al vigente campeón y el máximo favorito. Le discutió el rebote y superó al equipo blanco (41 rebotes por 33), sobre todo cuando no estaba en cancha Tavares, forzó perdidas en el cuadro de Pablo Laso (14), movió con inteligencia el balón y generó mucho juego a través de tres hombres con mucha calidad y puntos en sus manos, como McFadden (18 puntos),  Bassas (12) y Benite (8) y con la versatilidad que le da el ala-pívot cubano, Jasiel Rivero, uno de los jugadores emergentes del campeonato que acabó con 13 puntos y 6 rebotes.

El Madrid funcionó a rachas, confiado en sus fuerzas para darle la vuelta al marcador. Pero ya en el descanso, al que llegó por detrás  (44-41) empezó a verle las orejas al lobo y aunque su técnico, Pablo Laso, intentó alertar a sus jugadores, le costó mucho a los madridistas cambiar la dinámica de un partido ya muy cuesta arriba, sin que el empuje de Llull (13 puntos) y Campazzo (12) bastara para contagiar a sus compañeros.