24 sep 2020

Ir a contenido

LIGA ENDESA

La defensa del Barça supera el examen del Unicaja

Mirotic y Tomic lideran a los azulgranas que suman su segunda victoria (73-84)

Luis Mendiola

Mirotic deja una bandeja ante la mirada de varios jugadores malagueños

Mirotic deja una bandeja ante la mirada de varios jugadores malagueños / P CASARES (ACB PHOTO)

Una decidida apuesta por la defensa permitió al Barça superar un examen más que complicado frente al Unicaja (73-84), en la segunda jornada de una Liga exprés en la que cada encuentro resulta vital. Durante muchos minutos, el equipo de Luis Casimiro, con recursos y solvencia física en su plantilla, se vio en condiciones de discutirle el triunfo a los azulgranas. Pero la intensidad física y la concentración con la que se aplicaron los jugadores de Pesic en el segundo tiempo, concediendoo solo 32 puntos a los malagueños,  y también el liderazgo de Mirotic  (19 puntos) y tambien de Tomic (16 puntos, 6 rebotes) resultaron fundamentales para encarrilar la segunda victoria barcelonista.

“Todo el mundo habla del talento del Barça en ataque. Pero si juegas contra un equipo como Unicaja, que tiene mucho talento también, la diferencia la hace la defensa. En jugar defensa de equipo y en sumir responsabilidades individuales”, valoró Pesic. “Ha sido un partido que hemos ido de menos a más”, señaló Mirotic, “porque cuesta volver a coger ritmo, pero dejar en tan pocos puntos a un equipo que jugó tan cómodo el primer partido y en la pirmera parte de hoy, es importante para nosotros”.

Ya tuvo problemas el Barça en su estreno con el Joventut para asegurar el rebote y para imponerse en los duelos individuales. Aún es más físico el equipo de Luis Casimiro. Así que las dificultades para los azulgranas solo hicieron que aumentar, hasta el punto de que la iniciativa estuvo en manos del Unicaja. Por lo menos hasta el descanso (41-38). No se encontró cómodo el equipo azulgrana en ningún momento. Reapareció Heurtel, ausente frente a la Penya, en lo que parece uno de los déficits azulgrana. Pero el base francés no ha alcanzado aún el punto de lucidez que le caracteriza.

Miroticdependencia

Si no sufrió un roto mayor el cuadro de Pesic en los primeros 20 minutos fue porque Mirotic asumió el papel que le corresponde y decidió tirar de sus compañeros.  Es una ventaja contar con un jugador tan decisivo. Pero eso también genera un exceso de dependencia, que convierte en previsible al equipo. Es un lastre, en el fondo, que condiciona.

Hasta que el Barça no elevó la intensidad física en defensa, subió su presión, y buscó otras alternativas en ataque, no encontró una salida al laberinto planteado por los malagueños. Contar con Hanga, Higgins y Claver, en ese sentido,  jugadores que dan la la impresión de que no han vivido ningún parón, es toda una garantía.

Tomic fue uno de los que dio un paso adelante para generar más recursos ofensivos. Su protagonismo llevó, en el tercer cuarto, a generar una brecha (54-61, m. 29) que dejó la inicativa en el bando barcelonista sin que volviera a perderla. No solo en la anotación, en la que el pívot croata se mostró muy efectivo. También en la distribución del juego. En ese periodo se apreciaron algunas de las mejores virtudes del Barça que quiere el técnico serbio: consistencia defensiva y buenos porcentajes. Al tiempo que fue creciendo el Barça,se fue apagando el Unicaja que bajó mucho en intensidad y acabó levantando bandera blanca para evitar solo un castigo mayor.

Ficha técnica

Unicaja: Mekel (6), Adams (6), Bouteille (5), Thompson (12) y Gerun (8) --quinteto titular--, Brizuela (5), Díaz (2), Elegar (7), Simonovic (-), Waczynski (13), Guerrero (2) y Suárez (7).

FC Barcelona: Hanga (11), Higgins (7), Claver (7), Mirotic (19) y Davies (10) --cinco inicial--; Smits (-), Heurtel (-), Tomic (16), Oriola (2), Abrines (2) y Kuric (10).

Parciales: 20-14, 21-24, 15-23, 17-23.

Árbitros: García González, Perea y Torres. Eliminado por faltas Gerun.