30 mar 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA CON EL ENTRENADOR CATALÁN

Xavi Pascual: «¿Rusia? Para seguir al máximo nivel, debes asumir irte fuera»

El técnico de Gavà inicia una nueva etapa en San Petersburgo, donde tomará el relevo de Joan Plaza

"El Zenit cumple lo que quería: está en Euroliga, tiene buena organización y situación económica", explica

Luis Mendiola

Xavi Pscual, en una imagen de archivo en su etapa en el Panathinaikos

Xavi Pscual, en una imagen de archivo en su etapa en el Panathinaikos / VALDA KALNINA (EFE)

Xavi Pascual vuelve al primer plano del baloncesto europeo. El técnico de Gavà, de 47 años, se ha comprometido con el Zenit San Petersburgo hasta final de la temporada 2020-21, relevando al también entrenador catalán Joan Plaza. Su última experiencia fue en el Panathinaikos, con el que logró dos ligas griegas (2018 y 2018) y un título de Copa, antes de ser destituido por su difícil relación con el dueño Dimitris Giannakopoulos. Pascual construyó antes una brillante trayectoria en el Barça, con cuatro Ligas, tres Copas, una Euroliga, siendo escogido como mejor entrenador europeo en el 2010.

Después de un largo paréntesis de 14 meses, regresa a los banquillos. ¿Qué le ha hecho aceptar la propuesta del Zenit? Había tenido varias opciones para volver esta misma temporada pero no acababan de convencerme. En el Zenit se cumplen algunos de los condicionantes que quería. Estoy contento de volver a la Euroliga, es un club con una buena organización y también una buena situación económica. Y una cosa importante es que lo que me piden se pueda hacer. En la Euroliga, el equipo es colista y me piden ganar el máximo posible de partidos. No hay un objetivo claro porque es prácticamente imposible entrar en los ‘play-off’. Pero en la Liga VTB rusa, que van décimos, me piden entrar en los ‘play-off’ y luego hacerlo lo mejor posible.

Ha cerrado un acuerdo para lo que resta de temporada y la siguiente. ¿Su idea es trabajar con este proyecto a medio plazo?  El contrato es para esta temporada, con una segunda opcional, con un par des cláusulas que tendremos que definir en verano. De momento es temporal. Veamos cómo evolucionan los resultados, como nos interrelacionamos, antes de darle continuidad.

¿Quiere experimentarlo sobre el terreno? Es una nueva etapa, en un club emergente y con posibilidades de futuro, con aspectos positivos y también alguno negativo como los largos desplazamientos. Veremos cómo nos va a mí y a mis ayudantes, como Iñigo Zorzano, que me acompañarán. De momento, mi familia se queda en Barcelona. Pero detrás del club está Gazprom como patrocinador, una de las gasísticas más importantes del mundo que en buena medida pertenece al estado. Así que es un club con una estructura económica importante detrás.

Los entrenadores españoles antes eran bastante reacios a salir. ¿Su experiencia en Grecia le ha ayudado a decidirse? No me influye. Al final si lo que quieres seguir al máximo nivel en esta profesión, tienes que asumir que tu trabajo está allá donde existen las ofertas y que tienes que irte fuera. Eso es algo que no pueden controlar. Todos son experiencias nuevas, a las que te intentas adaptar dentro de un baloncesto cada vez más global.

¿Es una ventaja tomar el relevo a un entrenador como Joan Plaza, de quien conoce su filosofía y su forma de trabajar? No hay ventaja, ni tampoco una desventaja, porque no deja de ser una situación nueva para mí. Eso es algo que no cambia.

Pascual, en un clínic en Málaga durante la Copa este pasado fin de semana / ACBMEDIA

"Las expectativas del Barça son altas. Tiene una de las tres mejores plantillas de Europa. Es normal que haya decepción tras la Copa" 

¿Qué le parece el equipo? Cuenta con bastantes jugadores que han pasado por la ACB como Ayón, Will Thomas, Albicy, Renfroe, Iverson, Abromaitis, Ponitka... Que los conozca no tiene importancia ahora mismo ni entro en la definición del equipo. Son los que tengo y con los que tendré que trabajar. Cuando llegue allí (viajaba este mismo lunes) miraré cómo está la plantilla y decidiremos si hay necesidad y estudiaremos el mercado.

La eliminación ha disparado las primeras críticas y nervios en el Barça. ¿Usted que ha estado dentro del club cómo la analiza? Es un equipo con expectativas máximas, con el objetivo de ganarlo todo. Aún les quedan los dos títulos más importantes y están en una buena disposición tanto en la Liga como en la Euroliga. Yo he vivido esta situación solo una vez, a excepción del año de mi destitución, cuando caimos en cuartos. Y esa situación nos lastró hasta el final. Cuando se tienen expectativas tan altas con un equipo también es normal que haya decepción. El equipo tiene que rehacerse y ahora tienen una oportunidad en la pista del Panathinaikos. Eso pueden ayudarles a levantarse.

¿Considera al Barça como uno de los candidatos a la ‘final four’? Es que no hay nadie en toda Europa que no los vea de esta forma. Cuenta con una de las tres mejores plantillas de Europa y además están muy bien situados. Tan solo el Efes puede considerarse como un equipo que haya jugado mejor. El Efes, el Barça y el Madrid son los tres equipos que veo más sólidos y con más opciones de entrar.

Temas Euroliga