07 abr 2020

Ir a contenido

LA COPA DEL REY DE BALONCESTO

El Valencia echa al Barça de la Copa por la vía rápida

El equipo azulgrana se queda sin respuesta ante un Valencia superior que lo destrona en cuartos (78-82)

Luis Mendiola

Guillem Vives, del Valencia, defendido por Higgins y Mirotic.

Guillem Vives, del Valencia, defendido por Higgins y Mirotic. / EFE / CARLOS DÍAZ

El Barça se despidió de la Copa a las primeras de cambio, despojado del título de campeón logrado en los dos últimos años por un Valencia que fue mucho mejor (78-82). Una lección en toda regla para un equipo construido con máxima ambición esta temporada, pero que en la primera prueba importante no estuvo a la altura.

 Mirotic apareció en  sus números de estrella. Pero poco más. A excepción de Claver, como siempre espléndido en el esfuerzo y en el acierto, los referentes azulgranas fueron desapareciendo de la cancha, difuminados por la intensidad y la eficacia de su rival que después de encajar cuatro derrotas esta temporada, supo encontrar la llave para salir ganador frente al conjunto barcelonista.

Frente al plan de juego valencianista que generó espacios para sus tiradores, que atacó el rebote ofensivo, que circuló el balón con eficacia, que atacó el aro con agresividad, el Barça solo encontró como respuesta la obsesiva búsqueda del triple, además con números para olvidar (14 de 43, un  32% de acierto). Poco argumento para una batalla tan intensa que deja una dolorosa herida en el vestuario barcelonista. Queda mucho por delante para construir un  equipo campeón.

Malas sensaciones

El Barça fue de más a menos, aunque su puesta en escena fue espléndida, con Claver tremendo desde la línea del triple en el primer tiempo, y Mirotic más activo que nunca, lo que dio la primeras ventajas a los barcelonistas (11-3, m. 5; 18-12, m. 7). El equipo azulgrana hizo dos cosas bien de salida: cerró bien el rebote, lo que le aseguró marcar el ritmo  y se mostró intenso en la protección de su zona. Pero conforme avanzó el encuentro fue perdiendo el control.

 El Valencia siempre mantuvo una actitud ambiciosa. Es un equipo maduro, que anda sobrado de confianza y también de pegada. Recuperó el camino de inicio a través de los puntos de San Emeterio. Después empezó a crecer en confianza a través de los triples, mientras la consistencia del Barça se difuminaba en cuanto las rotaciones empezaron a funcionar, hasta el punto de que el cuadro ‘taronja’ se adueñó de la iniciativa antes de que concluyera el primer cuarto (18-19).

Desconexión inesperada

Los minutos que vinieron después pueden encuadrarse en una de las desconexiones más importantes que ha vivido el cuadro azulgrana esta temporada. Durante ocho minutos largos, el equipo de Pesic desapareció de la pista. Como si hubiera perdido el libreto o se lo hubiera tragado la tierra. Del 18-12 pasó  a un delirante 18-32 en contra (m. 14). Un parcial de 0-20 inexplicable frente a un Valencia que encadenó  una canasta tras otra, la mayoría desde la línea de tres, con una eficacia demoledora ( 7 de los 13 primeros acertados) puso a los  jugadores barcelonistas en una situación más que comprometida.

En  esa pájara, todo se conjuró en contra de los azulgranas, mientras Pesic pedía calma desde la banda. Davies se aceleró en todas las acciones cerca de canasta, fallando tiros cómodos. Kuric y Oriola intentaron dar un paso adelante pero sin acierto. No le quedó más remedio a Pesic que volver al esquema original. Regresaron Mirotic, Delaney, Claver y Tomic para recuperar el pulso colectivo. Necesitó de un esfuerzo titánico el Barça para volver al partido: máxima concentración defensiva y también otra racha de inspiración de cara a canasta. Pero el equipo azulgrana fue capaz de devolverle la moneda a los valencianos con un parcial de 20-6 que selló el empate a 38 y redujo al máximo el daño de los azulgranas al descanso (38-41).

A contrarreloj

El paso adelante de Mirotic y de Dubljevic y el intercambio de golpes que protagonizaron durante unos cuantos minutos extendió la imagen de equilibrio en la reanudación. Pero dejó también la sensación de que la estrella azulgrana no conseguía arrastrar a nadie en la pelea, mientras el Valencia tenía más recursos para sumar. Si no era el pívot montenegrino, era Doornekamp, Tobey, San Emeterio o Colom. Muchas vías que tapar en defensa.

El Barça, en cambio, se obcecó durante unos minutos en  buscar el triple, sin que Kuric, Abrines o Higgins acertaran. Así que el ficticio 52-52 saltó por los aires en otra racha espléndida de los valencianos, un parcial de 0-12, que les llevó a entrar en el último periodo con 12 puntos en contra (52-64).

El encuentro así se convirtió en una carrera contra el reloj para el Barça frente a un rival agigantado. Pura desesperación en la mirada de los hombres de Pesic que vivieron una agonía intentado recortar el margen hasta el último momento (77-79, a falta de 10 segundos), pero demasiado conscientes de que el primer objetivo importante de la temporada acaba de la peor manera.

Ficha técnica

Barcelona: Delaney (10), Higgins (10), Claver (15), Mirotic (25), Tomic (6) -cinco inicial- Hanga (3), Davies (5), Abrines (2), Oriola (2), Kuric (0).

14 de 43 triples (Claver, 5). 40 rebotes, 11 ofensivos (Mirotic, 8). 19 asistencias (Delaney, 8).

Valencia: Vives (5), Sastre (2), San Emeterio (8), Ndour (6), Dubljevic (13) -cinco inicial-Abalde (9), Tobey (16), Labeyrie (2), Colom (9), Doornekamp (12). 

12 de 31 triples (Dubljevic, 3).42 rebotes, 8 ofensivos (Abalde, 9).15 asistencias (San Emeterio, Doornekamp, 4).

Parciales: 18-19; 20-22; 14-23; 26-18.