29 mar 2020

Ir a contenido

EL ADIÓS A UNA LEYENDA

Minuto de silencio del Barça por Kobe Bryant

"Kobe era especial, más que un rival lo veía como un ídolo", asegura Victor Claver

Los jugadores del Barça, formados en el centro del Palau, durante el homenaje a Kobe

Los jugadores del Barça, formados en el centro del Palau, durante el homenaje a Kobe / VALENTÍ ENRICH

El Barça de baloncesto se sumó a la jornada de duelo por el fallecimiento de Kobe Bryant y guardó un respetuoso minuto de silencio antes del entrenamiento de la mañana en el centro del Palau Blaugrana. Algunos jugadores añadieron detalles al homenaje como Pierre Oriola, que se calzó con unas zapatillas modelo Kobe Bryant. La mayoría de los barcelonistas se mostraron visiblemente afectados por la pérdida de un icono al que todos consideraban como un  ídolo y algunos como Nikola Mirotic no tuvieron fuerza para valorar su pérdida. 

"Cuesta creerlo. Parece mentira que le pueda pasar algo así a una persona que ha significado tanto y ha sido tan especial. Al principio no me lo creía, estuve buscando si se desmentía, pero luego fui viendo reacciones de todo el mundo y cada vez iba doliendo un poco más", explicó el alero valenciano Víctor Claver, uno de los jugadores que había coincidido con Kobe sobre una pista de básquet, tanto en su etapa en la NBA como con la selección, en los enfrentamientos entre España y Estados Unidos en los Juegos Olímpicos.

Inspiración para una generación 

 "Kobe era un jugador especial. Coincidí con él en la pista, pero más que un rival lo veía como un ídolo, alguien con el que nuestra generación ha crecido, ya que le hemos visto mucho más que a Michael Jordan", explicó Claver,  que desveló una anécdota que demuestra la proximidad de la leyenda de los Lakers con todo el mundo. “Me quedo con un gesto antes de un partido que jugamos aquí antes de los Juegos de Londres. En el hotel, él pensaba que no sabía quien era, así que vino a saludarme y a darme la mano para desearme suerte", dijo.

El pívot estadounidense Brandon Davies admitió también que fue un referente personal para él y para muchos de  los jugadores de generación. “Tenía fotos de Kobe en mi habitación. Es duro pensar que se ha ido una persona que inspiró a una generación. Aprendí mucho de él mientras crecía, incluso viendo a su familia crecer, era una inspiración para todos", apuntó el jugador barcelonista. "Nunca le conocí, pero cuando escuché la noticia sentí que había perdido a un familiar. Incluso ahora me sigue pareciendo surrealista. Era una gran persona, un gran padre y un ejemplo a seguir".