29 feb 2020

Ir a contenido

LA LIGA ENDESA

El Barça acaba pidiendo la hora en Fuenlabrada

El equipo azulgrana se lleva el triunfo pero sufre en un partido que llegó a dominar por 17 puntos (90-94)

El cuadro de Pesic atrapa al Madrid en cabeza tras la derrota de los blancos en su pista ante el Baskonia

Luis Mendiola

El azulgrana Claver frena la entrada a canasta de Eyenga en el partido

El azulgrana Claver frena la entrada a canasta de Eyenga en el partido / BALLESTEROS (EFE)

No hay cancha fácil en la ACB y el Barça pudo comprobarlo una vez más en Fuenlabrada, de donde se llevó un ajustado triunfo (90-94) después de llegar a dominar en alguna fase hasta por 17 puntos. El equipo de Pesic acabó pidiendo la hora ante el empuje del cuadro madrileño, cuyo juego no se corresponde con su posición en la zona baja de la clasificación. Un exazulgrana, Marc García, se convirtió en el mayor dolor de cabeza de los barcelonistas. Sus 28 puntos llevaron hasta el límite al equipo azulgrana, que necesitó una gran actuación colectiva, con seis jugadores por encima de la decena de puntos, para salir airoso.

El triunfo sirvió al Barça para atrapar al Madrid al frente de la Liga, tras la derrota sufrida por los blancos en su cancha del Wizink Center ante el Baskonia por 94-95. El conjunto de Laso no había perdido en su pista esta temporada y llevaba una racha de 30 victorias. El Madrid, que ha perdido esta semana los dos encuentros disputados en la Euroliga, contó con 27 puntos de Campazzo y 23 de Llull. El Baskonia tuvo 26 puntos de Henry y 16 de Shengelia, al que Ivanovic no dio descanso y utilizó los 40 minutos. 

Actitud e intensidad

El Barça no bajó la guardia en Fuenlabrada, aunque eso suele ocurrir en semanas saturadas como la que ha vivido el equipo azulgrana, con tres partidos en seis días por la doble jornada europea fuera del Palau (en Tel Aviv y Estambul). Frente al cuadro madrileño, el equipo de Pesic tuvo actitud y se aplicó con intensidad, para dejar sin premio el arreón final de los hombres de J. Cuspinera, especialmente de García, visiblemente motivado ante su exequipo, y que completó su mejor actuación en la Liga ACB.

Los espléndidos porcentajes ayudaron de inicio al equipo de Pesic, que anotó cinco de sus primeros triples, con Delaney y Claver infalibles, y un 60% en tiros de campo y ya se disparó en el primer cuarto (12-22) frente a un Fuenlabrada excesivamente acelerado.

Las rotaciones reforzaron la sensación de superioridad del Barça por el protagonismo de Abrines (acabó con 18 puntos, como máximo anotador azulgrana) y el cuidado del balón con Higgins y Ribas, obligado a asumir la dirección por la ausencia de Hanga.

Por momentos, el Fuenlabrada se vio superado frente a un rival muy inspirado y claro dominador del rebote, que le dio segundas oportunidades de lanzamiento. Pero jamás tiró la toalla ni se fue de la pelea. La diferencia se disparó hasta los 17 puntos (20-37), aunque el equipo madrileño consiguió minimizar daños en el descanso gracias al acierto en el triple del exazulgrana Marc García  (36-47).

Máxima presión

El Barça vivió momentos muy complicados en la reanudación, especialmente en el último periodo ya que el  Fuenlabrada elevó aún más el nivel físico y también mejoró su acierto y a los hombres de Pesic les costó igualarlo. El manresano Marc García, elegido el mejor sub-18 europeo en el 2016,  volvió a ser el referente del equipo madrileño, igual que un Bellas y un Eyenga muy intenso, autor de un mate espectacular (50-56, m. 26).

Con Mirotic más apagado que de costumbre en ataque, no consiguió el equipo azulgrana recuperar el paso hasta que Ribas y Abrines volvieron a la pista y Claver volvió a asumir protagonismo. Con un parcial de 2-12 en un visto y no visto (52-68) volvió el Barça a escaparse en el marcador y a fijar una ventaja confortable para afrontar el último periodo (62-75, m. 30).

Aun así, el Fuenlabrada se mantuvo en la batalla y le exigió el máximo al conjunto barcelonista encadenando unos buenos minutos ofensivos y manteniendo su despliegue físico, en algunos momentos al límite de la falta, decidido a cortar la racha negativa de ocho derrotas, todas frente a rivales de peso, algunas de ellas por un solo punto.

El equipo de J. Cuspinera apostó por presionar el balón en cada acción desde el propio campo contrario y eso se convirtió en un dolor de cabeza para el cuadro azulgrana  que se complicó el final de partido (79-84, m. 37) frente a un rival muy motivado, pero al que no le bastó para cambiar el desenlace.

Fuenlabrada, 90 - FC Barcelona, 94

Fuenlabrada: Bellas (4), M. García (28), Eyenga (2), Gillet (9), Mockevicius (13 ) –cinco inicial-  Anderson (-), Bobrov (2), Richotti (9), Brown (17), Ehigitor (6)

11 de 26 triples (Marc García, 4). 32 rebotes, 11 of. (Mockevicius, 7). 17 asistencias (Brown, 5)

FC Barcelona: Delaney (15), Kuric (- ), Claver (14 ), Mirotic (17), Tomic (12 ) –cinco inicial- Davies (-), Ribas (6), Oriola (2), Abrines (18), Higgins (10).

14 de 31 triples (Claver, Abrines, 4). 34 rebotes, 12 of. (Mirotic, 7) 18 asistencias (Ribas, 8).

Parciales: 12-22; 24-25; 26-28; 28-19