Ir a contenido

LA EUROLIGA DE BALONCESTO

El Maccabi examina a un Barça que transmite dudas

"Tenemos que mejorar físicamente si queremos que nuestro juego mejore", dice Pesic

Luis Mendiola

Mirotic lanza a canasta en el partido ante el Maccabi de la primera vuelta

Mirotic lanza a canasta en el partido ante el Maccabi de la primera vuelta / DAVID RAMÍREZ

Tres derrotas en los últimos cuatro partidos, han generado cierta inquietud en torno al  proyecto del Barça de Pesic, que ha arrancado el año 2020 cargado dudas.  La derrota del domingo en el Palau frente al Bilbao Basket, unida a la vivida 48 horas antes ante el Anadolu Efes, sitúan en una dinámica negativa al equipo azulgrana, que solo ha sido capaz de ganar en la pista del San Pablo Burgos en este mes de enero. En ese escenario, el Barça afrontará esta semana dos duros desplazamientos en la Euroliga. El equipo de Pesic jugará este martes en la cancha del Maccabi Tel-Aviv (20.05 horas), un rival directo en la clasificación europea, del que solo le separa un triunfo, y que está invicto en su cancha  y 48 horas después viajará a Estambul para enfrentarse al Fenerbahçe de Zeljko Obradovic.

Antes de viajar a Tel-Aviv, Pesic volvió a poner el acento sobre el mal momento físico de sus jugadores cuando le preguntaron si cree que existe un problema de desgaste mental en equipo. “Es cierto que tienes que estar bien mentalmente, aunque también lo es que si estás bien físicamente, tu mentalidad es más fuerte. Y nosotros tenemos que mejorar físicamente si queremos que nuestro juego mejore, tanto en defensa como en ataque”, explicó. “Vamos a ver qué pasa ante un encuentro así que te puede motivar en un pabellón donde todo está en contra y podemos mejorar nuestro orgullo, nuestra concentración y competitividad. Necesitamos creer en nosotros”, argumenta Pesic.

Ribas, tranquilo

El escolta del Barça Pau Ribas no ha ocultado la dificultad del choque frente al Maccabi, que tiene su estrella en el exterior Scottie Wilbekin, que promedia 16,2 puntos en la competición europea, aunque ha destacado que no hay “nada mejor” que ganar en Tel Aviv  para “recuperar las buenas sensaciones”.

“Parece mentira que hace dos días estábamos líderes de la Euroliga y la liga Endesa y, porque hemos perdido tres de los cuatro últimos partidos en el último momento y el último tiro, ahora parece que todo sea un desastre. Tenemos que tener los pies en el suelo, mejorar cosas que no hacemos bien para mejorar estas situaciones finales”, sentencia Ribas.