Ir a contenido

CONVULSIÓN EN EL BÁSQUET BADALONÉS

SOS del Sant Josep

El club histórico de Badalona logra una prórroga municipal que evita el cierre inmediato de su pabellón previsto para este sábado

Arnau Carballo

Un grupo de chicos del Sant Josep de Badalona, en un entrenamiento.

Un grupo de chicos del Sant Josep de Badalona, en un entrenamiento. / ÀNGEL GARCIA

El Sant Josep, club histórico de Badalona, ha lanzado un SOS en las últimas semanas ante el peligro de desaparecer. Y su llamada de auxilio ha conseguido, de momento, frenar el cierre de sus pistas, que estaba previsto para este sábado a medianoche por la falta de la licencia de actividades. El alcalde de Badalona, Álex Pastor, ha estimado el recurso presentado por el club, a la espera de que se pronuncien los servicios jurídicos del ayuntamiento. La prórroga permitirá estudiar una solución a largo plazo entre el Ayuntamiento y la propiedad, ya que el pabellón es propiedad del Arzobispado de Barcelona desde hace 49 años.

El club, fundado en 1939, es un referente del baloncesto badalonés y formador catalán. De su cantera han salido jugadores como Roger Grimau, Álex Mumbrú, o Sergi Vidal, mientras que han pasado entrenadores como Rafa Martínez o Alfred Julbe.

Negativa del club a abandonar las instalaciones

El Arzobispado de Barcelona comunicó al CB Sant Josep que debía abandonar sus instalaciones a tan solo 12 días del cierre oficial, ya que el Ayuntamiento de Badalona abrió un expediente donde se constata que no hay licencia, que ahora se ha paralizado. 

Tanto el presidente del Sant Josep, Ibon Orrantia, como su director técnico, el exjugador Ferran Laviña, viven con suma preocupación estos días convulsos del club. “No contemplamos la opción de abandonar la cancha. Estamos trabajando para que las niñas y niños del club sigan entrenando con normalidad en nuestras instalaciones. Nuestra idea es terminar la temporada en nuestra pista”, explica Laviña. Este domingo hay programados seis partidos en el viejo pabellón. Orrantia también comparte la opinión de su director técnico, y añade que “matarán” al Sant Josep si finalmente se mueven del barrio.

El club defiende que debe haber unas garantías mínimas para cambiar de emplazamiento

El club cuenta con 22 equipos masculinos y femeninos que serán reubicados en distintas pistas de Badalona y de Sant Adrià del Besòs. El concejal, Rubén Guijarro, ha querido tranquilizar a las 300 familias afectadas por el hipotético cierre y ha expresado que tendrán un sitio para entrenar.

En el lugar de la pista, el Arzobispado explica que los nuevos promotores, en principio, construirían una residencia para ancianos de carácter privada. Por parte del consistorio proponen que el CB Sant Josep tenga sus nuevas instalaciones en una pista levantada al lado de la carretera C-31, aunque se tardaría casi cuatro años en hacerse realidad. “Nosotros no nos iremos del barrio deprisa y corriendo. No tiene ningún sentido que el Sant Josep se marche del centro de Badalona. Es una entidad arraigada a una zona determinada de la ciudad y de un barrio”, subraya Laviña. También está encima de la mesa la propuesta de construir una pista provisional con una carpa en el barrio de Sant Crist pero tampoco les convence.

"Estoy convencido de que el ayuntamiento no quiere que nos marchemos ni que tengamos esta situación de irregularidad"

Ferran Laviña

Director técnico del CB Sant Josep

Después de recibir la negativa del consistorio, en el proceso de negociación el club ha podido acceder al informe técnico, donde se exponen las carencias estructurales del pabellón. No obstante, Orrantia afirma que el Sant Josep nunca ha tenido la licencia y que su actividad se ha llevado a cabo durante 40 años sin problemas.

Laviña considera que todos los interlocutores (obispado, consistorio y club) deben sentarse para hablar y llegar a un acuerdo.  Los implicados en el asunto se reunieron y acordaron una reunión entre las tres partes para llegar a un acuerdo el próximo 16 de diciembre. El obispado ha aceptado escuchar otras propuestas.

La solución del CB Sant Josep

Desde el club se insiste en querer reformar las instalaciones para paliar las problemáticas de un pabellón antiguo. Lo que proponen es un paquete de reformas para que algunos inconvenientes como la falta de insonorización de las instalaciones (el ruido del pabellón causa molestias a algunos vecinos), las goteras o incluso la ausencia de agua caliente en las duchas puedan ser solucionados.

“El pasado mes de febrero, la junta directiva elaboró un informe técnico con los déficits de las instalaciones para estudiar qué mejoras se podían llevar a cabo”, dice Laviña. Otra propuesta del club es que se reabra el bar, el cual se cerró meses atrás y que atraía a la gente del barrio, como también esperan poder abrir de nuevo el centro cultural Sant Josep.

"Soy optimista y creo en la buena fe de las personas, sobre todo por parte del Obispado"

Ferran Laviña

Director técnico del CB Sant Josep

La intención del club es seguir usando el pabellón. El Sant Josep se ha encargado de hacer llegar al ayuntamiento un informe donde se ratifica la solidez estructural de las instalaciones y a su vez, se ha adjuntado un segundo informe con las mejoras que hay que hacer y su coste total. Todo eso ha ayudado a que el consistorio badalonés acceda a esta prórroga y a un estudio posterior en busca de salidas.

El Sant Josep agotará todas las vías para resolver la problemática del expediente administrativo 

Varios clubs deportivos de Badalona o incluso equipos de muchos rincones de Catalunya se han solidarizado con la causa del Sant Josep. A través de las redes sociales, el club ha creado la campaña #SantPepNoEsToca para dar voz a su lucha por mantenerse en las canchas del Centro Parroquial Sant Josep, tal y como lleva haciéndolo desde hace medio siglo.