Ir a contenido

LA EUROLIGA DE BALONCESTO

El Barça se da un homenaje ante un Fenerbahçe roto

Higgins lidera el triunfo más plácido de los azulgranas en la competición europea (89-63)

Luis Mendiola

El azulgrana Mirotic entra a canasta en presencia de Datome

El azulgrana Mirotic entra a canasta en presencia de Datome / VALENTÍ ENRICH

El Barça se dio un homenaje en la Euroliga a costa del Fenerbahçe, uno de los grandes en los últimos años, inmerso en una gran crisis de juego, que cuestiona incluso  a un técnico intocable como Zeljko Obradovic, si hacemos caso a los rumores que corren en las últimas semanas por Estambul.

Se impuso el equipo azulgrana con claridad (89-63), seguramente en el partido más plácido que ha vivido hasta ahora en el Palau en la competición europea. Su triunfo le sirvió para consolidar su posición en la parte alta de la tabla y, al tiempo, agrandó aún más la herida de los turcos que sumaron su séptima derrota en nueve jornadas y abandonaron en la penúltima posición la cancha barcelonista.   

«Fue un partido perfecto», fue la explicación de Pesic. «Lo más importante es que no tuvimos altibajos y mostramos continuidad sobre todo en defensa. Si juegas así y controlas el rebote, está claro que construyes la confianza del equipo», añadió.

Enganchado a un acierto espectacular de Cory Higgins, el Barça se adueñó desde el inicio del ritmo de un partido que se inició con un reparto de errores.  Los azulgranas no tardaron en reconducirlo. El Fenerbahçe solo fue a peor. Activo e intenso después de su bajón de hace una semana en la cancha del Madrid, el escolta estadounidense actuó con mucha agresividad y determinación  y arrastró al resto de sus compañeros frente a un cuadro turco que parece una sombra del bloque arrollador de pasadas campañas. Así, el margen fue creciendo con facilidad para los azulgranas (25-15, m. 10), que se aplicaron en el trabajo defensivo y ganaron con enorme claridad también la batalla por el rebote con el trabajo de Tomic y Davies.

Control del rebote

La herida aún se hizo mayor para el equipo de Obradovic en el segundo parcial, aunque el Barça dio la impresión de que no apretaba el acelerador al máximo en ningún momento. Gracias a su dominio en el rebote (38 por 25) y a su superioridad física pudieron correr los jugadores de Pesic y sumaron canastas fáciles hasta situar un marcador que empezó a ser peligroso para el Fenerbahçe (44-28, m. 18) antes de cerrar la primera mitad. El cuadro turco consiguió mantenerse en pie al descanso por su juego dentro de la zona. Las acciones interiores de Lauvergne y Duveriouglu fueron el único dolor de cabeza para los barcelonistas, muy superiores en  todas las facetas del juego, que acabaron por desconectarlos también.

Las sensaciones se acrecentaron en la reanudación. Desde el triple de Abrines con el que regresó al juego, la confianza del Barça no paró de crecer, así como su ventaja.  El propio escolta mallorquín se convirtió en uno de los protagonistas, junto con Davies y Hanga, mientras Mirotic vivía un pulso flojo en la anotación pero efectivo en el rebote.

En cambio, el horizonte no dejó de oscurecerse para el equipo turco, cuyo estado anímico se encuentra bajo mínimos como demuestra la gestualidad de los jugadores y del propio banquillo, con Obradovic semienterrado en el banquillo. Solo Lauvergne consiguió superar la decena de puntos en el Fenerbahçe, al que solo le faltó Nando de Colo por lesión, mientras jugadores como Sloukas, Kalinic, Vesely o Datome parecen superados por las circunstancias, lo que explica el repaso final de un Barça que rozó la treintena de puntos y sigue al alza.

«Fue una gran victoria», valoró el escolta azulgrana Cory Higgins, elegido el mejor jugador del partido. «Necesitábamos dar un paso adelante después de la derrota de la semana  (en Madrid) y esta es una  gran victoria para seguir construyendo».

FC Barcelona, 89 - Fenerbahçe, 63

FC Barcelona: Hanga (10), Higgins (22), Smits (2), Mirotic (7), Davies (10) –cinco inicial- Oriola (4), Abrines (12), Delaney (2), Kuric (11), Bolmaro (2), Tomic (7).

11 de 29 triples (Abrines, Higgins, 4). 38 rebotes, 10 ofensivos (Mirotic, 10). 22 asistencias (Delaney, 9)  

Fenerbahçe: Sloukas (7), Biberovic (2), Duverioglu (8), Datome (7),  Lauvergne (12)-cinco inicial- Sancakli (5), Mahmutoglu (8), Kalinic (2), Williams (-), Vesely (4), Muhammed (2), Stimac (6).

5 de 21 triples (Mahmutoglu, 2) 25 rebotes, 5 ofensivos (Stimac, 6). 14 asistencias (Sloukas, 5)

Parciales: 25-15; 19-15; 23-10; 22-23