Ir a contenido

PUESTA DE LARGO

El duelo Barça-Madrid focaliza la expectación de la Liga Endesa

La competición doméstica más atractiva de los últimos años se presenta de forma oficial con grandes fichajes

Alejandro García

Foto de familia en la presentación de la Liga Endesa.

Foto de familia en la presentación de la Liga Endesa. / EFE

En su pelea constante por la atención y la promoción del baloncesto español, la Liga Endesa se presentó oficialmente este viernes entre una gran expectación, sobre todo a cuenta de los fichajes del Barça, tema recurrente en cada corrillo.

Después de cinco títulos domésticos en los últimos siete años, trufados con dos entorchados de la Euroliga, el Madrid ve esta temporada su dominio de los últimos años más amenazado que nunca. El culpable es un Barcelona que se ha reforzado con nombres NBA: Abrines, Mirotic y Delaney; acompañados por tres recientes campeones del mundo: Ribas, Claver y Oriola.

Exigencia total para el Barça

Todos los rivales señalan al Barça en sus pronósticos, los grandes fichajes asustan y la exigencia del club catalán ha crecido al ritmo que iban llegando grandes nombres. El Madrid sigue apostando en la misma línea, con otro proyecto continuista de Laso, con el fichaje de Laprovittola.  

Los dos equipos acaparan todos los focos de una competición que arranca el próximo martes con jornada intersemanal, un día después del final de la Supercopa, que se juega este fin de semana en Madrid.

Distancias insalvables

Por debajo del duelo estelar, las competiciones nacionales pelean por no perecer y la española no es una excepción. La distancia del resto respecto al Madrid y al Barça es cada vez mayor, la competitividad cada vez más reducida y las perspectivas de futuro poco halagüeñas.

La ACB y Endesa mostraron una vez su compromiso y su inclinación hacia los jóvenes, el gran objetivo que intentan seducir con un espectáculo televisivo como presentación, entre bromas del conductor David Broncano, vídeos variados, entrevistas en mesas al estilo de Noche de Fiesta y raperos en duelos dialécticos fuera de sitio.