Ir a contenido

EUROBASKET-2019

España afronta el Europeo con el reto del podio y el billete al preolímpico

"La ambición de medalla es algo intrínseco en este equipo", afirma Lucas Mondelo sobre el torneo, donde la selección defenderá título

Luis Mendiola

La selección, en la recepción con Pedro Sánchez y Carmen Calvo, este pasado lunes antes de viajar a Letonia

La selección, en la recepción con Pedro Sánchez y Carmen Calvo, este pasado lunes antes de viajar a Letonia / JUAN CARLOS HIDALGO (EFE)

Con dos bajas de peso, pero también con los niveles de ambición al máximo se presentará España en el Eurobasket femenino de Letonia y Serbia (del 27 de junio al 7 de julio) que se iniciará este jueves con el reto de defender el título de campeona logrado hace dos años en la República Checa y en el que también estará en juego conseguir una de las seis plazas para el torneo preolímpico que clasificará para Tokio 2020.

“El objetivo es meterse en el preolímpico, pero la ambición de medalla es algo intrínseco en este equipo”, asegura el seleccionador Lucas Mondelo, bajo cuya dirección está viviendo la selección una época dorada, en la que se ha proclamado dos veces campeona de Europa (2013 y 2017), subcampeona del mundo (2014) y subcampeona olímpica (2016) y que en este torneo persigue su séptima medalla consecutiva en una gran cita internacional.

La selección española, que ya está instalada en Riga, donde se estrenará este jueves ante Ucrania, figura entre los firmes aspirantes al podio de un torneo que se intuye como uno de los más igualados de la historia, y en el que también estarán en juego seis plazas para jugar alguno de los torneos preolímpicos que clasificarán para los Juegos del próximo verano"Hay seis equipos que optamos a la medalla de oro y ocho que aspiran a medalla", opina Mondelo para situar entre  los candidatos a Serbia, Francia, Bélgica, Rusia y Turquía.

Bajas de peso 

España tendrá que sobreponerse la ausencia de dos piezas claves, la pívot estadounidense Sancho Lyttle, una de las destacadas en el título logrado en la República Checa, y también sin Alba Torrens, MVP de ese campeonato. La selección mantendrá la base del equipo que logró el bronce el año pasado en el Mundial de Tenerife, con alguna incorporación como la de Andrea Vilaró, para seguir explotando sus señas de identidad, con el trabajo defensivo como máxima.

La selección iniciará el torneo en el Grupo A junto a Ucrania, Gran Bretaña y el anfitrión Letonia, un grupo accesible en principio, aunque el equipo británico demostró en el último partido de preparación de España en Fuenlabrada que no es ninguna cenicienta, cayendo únicamente por dos puntos. "El equipo llega como queríamos, hemos jugado contra rivales directos, o que nos podemos encontrar en el camino, porque es mejor llevarse sustos en la preparación que el día definitivo", dijo Mondelo en el acto de despedida de la selección, al que acudió el presidente del gobierno, Pedro Sánchez y la vicepresidenta Carmen Calvo.

El Eurobasket tendrá el interés añadido de asegurar a los seis primeros clasificados la presencia en el preolímpico de Tokio, que se celebrará en febrero del año próximo. A ese torneo se clasificarán los equipos que alcancen los cuartos de final y también el que pierda el cruce, pero gane el siguiente partido.