Ir a contenido

LA LUCHA POR EL TÍTULO DE LA ACB

El Madrid golpea con fuerza en el estreno de la final

Campazzo lidera con una brillante actuación al equipo de Laso, que dominó de principio a fin ( 87-67)

Luis Mendiola

El azulgrana Heurtel entra a canasta entre Randolph y Tavares

El azulgrana Heurtel entra a canasta entre Randolph y Tavares / E COBOS (ACB)

El Real Madrid golpeó con mucha dureza en el inicio de la final de Liga y pasó por encima del Barça (87-67) colocando el 1-0 a su favor, en un 'play-off' al mejor de cinco, decidido a defender con uñas y dientes su condición de campeón.

Todo le salió de cara al equipo de Pablo Laso que, al amparo del Wizink Center, dominó casi todos los apartados del juego, a excepción del rebote, bien liderado por una soberbia actuación del base Facundo Campazzo, autor de 19 puntos, 4 asistencias y 24 de valoración.  El acierto exterior (13 triples, con un 41% de acierto) acabó de marcar diferencias y reforzará la confianza de los blancos para el segundo encuentro que se vivirá este lunes también en la pista madridista.

"Habrá que mejorar en todo el lunes", reconoció Pesic. "Es difícil competir con el Madrid en su campo. Se necesita más", señaló el preparador azulgrana. "Cuando capturas casi 20 rebotes ofensivos no es cuestión de deseo. Simplemente hemos jugado mal", remachó el pívot Ante Tomic. "Hicimos un partidazo, pero no tenemos que aflojar. Jugarán mejor en el próximo y hay que estar preparados", valoró la figura del encuentro, el base blanco Campazzo.

Mala puesta en escena

El Barça entró tarde en el partido. Sin la concentración necesaria, especialmente en ataque, como le ha ocurrido varias veces esta temporada. Se pasó cuatro minutos hasta anotar la primera canasta, cuando el Madrid había dejado ya un parcial de 9-0. Especialmente negado desde el triple, logró el equipo azulgrana intentó engancharse a través de la defensa y también de su sorprendente dominio del rebote ofensivo (41 por 31), que les dio muchas segunda opciones de  ataque y les permitió recuperar mínimamente el paso. Pero el equipo de Laso demostró una tremenda solidez, también un gran deseo y, sobre todo, un enorme acierto exterior en el estreno de la final.

Empezaron Randolph y Llull haciendo carburar al Madrid. Se sumó Rudy con unos minutos de enorme eficacia defensiva y se añadió, al fin, Campazzo con varias canastas espectaculares, sintiéndose protagonista. Los madridistas no pararon de golpear en ataque y de forzar pérdidas de los barcelonistas y eso hizo que las ventajas no pararan de crecer a favor de los blancos, mientras Pesic buscaba alguna reacción en el banquillo, sin demasiado resultado.

Solo la intensidad de Oriola, que encontró buenas conexiones con Tomic, permitió al Barça conseguir algo de oxígeno, ya que el resto de referentes ofensivos parecían desaparecidos. Lo estuvieron Singleton y Kuric, dos de los jugadores que más han brillado en los ‘play-off’ y especialmente Pangos, a quien Pesic entregó la titularidad, y quedó empequeñecido en su emparejamiento con Campazzo.

Más determinación 

El Madrid  actuó con una enorme determinación en todo momento, empujado por el ambiente caliente de la cancha blanca, aplicándose con la misma intensidad de principio a fin, encontrando siempre una respuesta acertada a las defensa azulgranas y eso ya dejó al Barça contra las cuerdas en el descanso (47-32).

El equipo de Pesic pareció volver en la reanudación con una actitud diferente. La presencia de Heurtel de inicio, seguramente,  ayudó en el cambio de imagen. También una mayor eficacia desde la línea del triple, gracias a los aciertos de Singleton, Claver y Pangos, lo que durante unos instantes generó ciertas dudas en el Madrid (63-52, m. 30). Pero no tardó el equipo de Laso en recuperar el hilo. Rentabilizó la aportación de Causeur y Taylor y se aprovechó, además, de otra fase de espesura de los azulgranas, que encajaron un parcial de 11-0 y se fueron hasta los 20 puntos de desventaja en un visto y no visto (74-54, m. 34), un margen que hizo ya imposible cualquier intento de remontada.

Ficha técnica

Real Madrid: Campazzo (19), Rudy (10), Deck (3), Randolph (11), Tavares (7) –cinco inicial- Causeur (9), Ayón (2), Carroll (2), Llull (11), Thompkins (2), Taylor (11).

12 de 31 triples (Campazzo, 3). 31 rebotes, 8 of. (Ayón, 5). 18 asis. (Campazzo, Llull,  4)  

FC Barcelona: Pangos (3), Ribas (2), Claver (7), Singleton (10), Tomic (4) –cinco inicial-  Hanga (10), Smits (-), Heurtel (14), Pustovyi (-), Oriola (13), Kuric (4 )

6 de 21 triples (Singleton, 2). 41 rebotes, 18 of. (Claver, 12). 12 asis (Pangos, 3)

Parciales: 22-17; 25-15; 16-20; 24-15