Ir a contenido

LIGA ENDESA

Los triples de Rudy acaban con la resistencia de la Penya

El Madrid asalta el Olímpic con el liderazgo del mallorquín y un buen trabajo en defensa (74-83)

Luis Mendiola

El base madridista Campazzo intenta superar la defensa de Bongou-Colo

El base madridista Campazzo intenta superar la defensa de Bongou-Colo / MARTA PÉREZ (EFE)

Rudy Fernández se siente muy a gusto en el Olímpic. Es su casa. Donde se formó como jugador. Y volvió a demostrarlo este sábado arrogándose un papel protagonista en la victoria del Madrid en Badalona en un pulso de altura (75-83). El alero mallorquín firmó una actuación decisiva gracias a sus 14 puntos y, sobre todo, a sus triples (4 de 6) que marcaron diferencias en el momento decisivo.

La Penya se encontró con un Madrid muy sólido, reforzado por su victoria esta misma semana ante el Fenerbahçe en la Euroliga, y aunque logró ofrecer durante muchos minutos el juego convincente y atractivo que le ha llevado a la cuarta plaza de la Liga, no le bastó para contrarrestar a un rival sobrado de recursos. Venció el equipo de Laso en el Olímpic gracias a la inspiración de Rudy, al trabajo constante de Deck, y también gracias a su solvente trabajo en defensa.

La intimidación de Tavares y el trabajo colectivo de los blancos en la zona fueron, asimismo, pilares del triunfo madridista, ya que eso les permitió limitar durante muchos minutos la producción de las dos piezas claves de los badaloneses, Laprovittola y Todorovic, y aunque ambos acabaron por aparecer en la segunda parte, especialmente el base argentino, el Divina Joventut se encontró siempre un paso por detrás, incapaz de igualar el despliegue de su rival.

Buena imagen colectiva

“No puedo decir nada de mi equipo. Estoy orgulloso por cómo han jugado frente a un Madrid en forma y un Rudy increíble”, señaló Carles Duran, satisfecho por el trabajo de sus jugadores, que aguantaron el pulso hasta el tramo final (67-73, m. 28) y acabaron cediendo ante la inspiración blanca en el lanzamiento exterior (13 de 31 en triples, un 41%).    

El Divina Joventut ofreció una buena imagen colectiva, en cualquier caso. Se aplicó con inteligencia en defensa, limitando las acciones de bloqueo directo que suele rentabilizar el Madrid en la cabeza de la zona, con Llull y Tavares. Pero le faltó algo más acierto desde el exterior para dar más equilibrio a su juego de ataque, que consiguió sacar  puntos en la zona (34) y en el contrataque (11), aprovechándose de las numerosas pérdidas blancas (18), pero no desde la línea del triple, que es uno de sus recursos principales, y que solo encontró al final (8 de 22), aunque los cuatro sumados en el último periodo fueron los que le mantuvieron en la pelea, con Laprovittola y Harangody como máximos exponentes.

Ficha técnica

Divina Joventut: Laprivottola (23), Ventura (2), López-Arostegui (4), Harangody (12), Todorovic (12) –cinco inicial-  Dimitrijevic (8), Morgan (2), Delia (5), Nogués (-), Boungou-Colo (7)

8 de 22 Triples (Laprovittola, 4). 26 rebotes, 7 of (Todorovic, 5). 19 asis (Laprovittola, 10)

Real Madrid: Llull (11), Causeur (8), Deck (13), Randolph (5), Tavares (5) –cinco inicial- Rudy (14), Campazzo (13), Ayón (2), Carroll (4 ), Taylor (8), Reyes (-).

13 de 31 triples (Rudy, 4). 37 rebotes, 12 of. (Tavares, 10). 13 asis (Llull, 6).

Parciales: 17-22; 19-21; 12-17; 26-23