Ir a contenido

DESENLACE POLÉMICO

El manotazo de Randolph a la cabeza de Singleton sulfura a los espectadores de la final de Copa

La falta clara cometida sobre el ala-pívot azulgrana no señalada por los árbitros en el tramo final genera aspavientos

Randolph tapona con falta clarísima a Singleton.

Randolph tapona con falta clarísima a Singleton.

Si el Barça llega a perder la final de Copa, no se hablaría de otra cosa que del tremendo manotazo que el jugador del Madrid Randolph soltó a Singleton cuando este encaraba hacia canasta para rematar el triunfo azulgrana. Sin embargo, los árbitros no pitaron nada, dejaron seguir, ante la cara de pasmo de la plantilla azulgrana y de todos los espectadores.

La acción se producía a falta de nueve segundos con el marcador 90-92 para los azulgranas. Tomic lanzó largo para Singleton y por detrás Randolph empuja ligeramente al barcelonista por la espalda pero lo más escandaloso se produce inmediatamente, cuando el pívot madridista golpea la cabeza del ala-pívot del Barça. Un golpe claro y directo con el antebrazo.

Los comentarios en las redes sociales hablaron de escándalo.

En la siguiente jugada, la decisiva, sirvió en bandeja las protestas de los madridistas. Tomic encaró hacia el aro a cuatro segundos del final y al levantar el balón Randolph tocó el tablero a la vez que imponía un tapón. Los árbitros revisaron la jugada por pantalla y determinaron que ese tapón fue ilegal porque el alemán hizo vibrar el tablero, lo que se considera ilegal. Lo que no está claro es si el balón se dirigía a canasta. Parece más bien que no. 

"Esto es un robo", gritó Felipe Reyes al regresar al vestuario tras el partido.