Ir a contenido

LA EUROLIGA DE BALONCESTO

El Barça vence en Kaunas tras una prórroga y mucho sufrimiento

Los azulgranas encadenan su quinta victoria ante el Zalgiris de Jasikevicius (85-88)

Luis Mendiola

Walkup no puede evitar el lanzamiento del azulgrana Pangos

Walkup no puede evitar el lanzamiento del azulgrana Pangos / TOMS KALNINS (EFE)

El Barça sigue haciendo crecer su racha de victorias en la Euroliga. En Kaunas sumó la quinta consecutiva frente al Zalgiris que dirige Sarunas Jasikevicius  y se mantiene en la parte alta de la tabla, dentro de la zona del ‘play-off’, un balance muy positivo para un calendario tan exigente como el que se le presentaba, con seis desplazamientos en sus ocho primeros partidos.

Las sensaciones que dejó su actuación en Lituania en esta séptima jornada, sin embargo, fueron contradictorias. Prevaleció el equipo azulgrana, es cierto. Pero lo hizo tras una prórroga y mucho sufrimiento en la fase decisiva (85-88). La aportación del base canadiense Kevin Pangos, autor de cinco puntos consecutivos en el tiempo extra de sus 10 totales, resultó providencial.

Después de trabajar bien durante todo el encuentro y entrar en los últimos cuatro minutos con 13 puntos de ventaja (59-72), lo que se intuía como un margen más que suficiente, el Barça se complicó la vida de forma innecesaria.

Frente a la presión desesperada del Zalgiris, que actuó siempre en el límite de la falta, los azulgranas se enredaron y sumaron pérdidas de balón inexplicables.  Fue tal el desbarajuste de los hombres de Pesic que permitieron al cuadro lituano volverse a levantar. Un parcial de 13-2 en los últimos tres minutos y medio cambió un desenlace que parecía tener como único color el azulgrana y llevó el encuentro al tiempo extra. El Barça tuvo que volverlo a ganar (78-86, m. 43), aunque repitiendo errores de nuevo ante la presión, como dos pérdidas de Tomic y Singleton, empeñados en botar el balón, que estiró más la incertidumbre.     

Mucha intensidad

El Barça lo hizo casi todo bien durante 35 minutos: defendió con fuerza, peleó bien por el rebote, sobre todo en su zona, y mostró una gran solvencia desde la línea del triple, con porcentajes muy por encima de lo que ha acreditado hasta ahora (12 de 23, un 52%) y  un Kyle Kuric tremendamente inspirado, al que sus compañeros no pararon de buscar  (15 puntos, 5 de 6 en triple). Pero la desconexión final volvió a dejar la impresión de un equipo aún falto de consistencia.

El pulso entre Pesic y Jasikevicius, planteado desde la defensa, se inclinó ligeramente de inicio a favor del Barça, ya que la intensidad de los azulgranas consiguió desconectar a los bases lituanos, tanto a Wolters como Walton. Y también redujo el daño el lanzamiento exterior del Zalgiris, una de sus principales armas. Pero las segundas opciones de las que dispuso el cuadro lituano y también los triples de Walkup permitieron al cuadro lituano minimizar los daños sufridos, después de estirarse hasta con ocho puntos de ventaja (18-26, m. 13) e irse al descanso aún con vida (34-39).

Los dos equipos aún subieron más su nivel de intensidad en la reanudación, lo que convirtió cada acción cerca de canasta en una batalla. A ese desgaste físico sumó también el Barça su pésima racha desde el tiro libre (14 de 24, un 58%) para que el encuentro se fuera espesando.

A pesar de ir siempre por detrás, el Zalgiris no perdió la fe y siguió creyendo en el triunfo, justo cuando la situación era más adversa: después de un triple de Singleton, que puso la máxima diferencia: 13 puntos (59-72). El vértigo se apoderó, en esos momentos del cuadro barcelonista, que anduvo muy tocado unos minutos hasta que en la prórroga, Pangos tomó el mando de las operaciones y despejó el camino a un triunfo que supone una enorme recompensa.

Ficha técnica

Zalgiris Kaunas: Wolters (19), Walkup (9), Milaknis (5), Jankunas (5), Davies (12) -cinco inicial- Walton (3), Westermann (-), White (21), Grigonis (-), Kavaliauskas (4), Ulanovas (7).

5 de 22 triples. 33 rebotes, 8 ofensivos (White, 8). 21 asistencias  (Wolters, 6).

FC Barcelona: Pangos (10), Kuric (15), Hanga (7), Singleton (8), Tomic (14) -cinco inicial- Seraphin (7), Blazic (11), Smits (-), Heurtel (11), Oriola (-), Claver (5).

12 de 23 triples (Kuric, 5). 31 rebotes, 6 ofensivos (Singleton, 7). 19 asistencias (Pangos, 5).

Parciales: 18-23; 16-16; 16-21; 26-16; 9-12.