Ir a contenido

EL INICIO DE LA COMPETICIÓN EUROPEA

La Euroliga, la obsesión creciente del Barça

El equipo azulgrana se estrena en la cancha del CSKA Moscú con el reto de alcanzar los 'play-off'

Luis Mendiola

Singleton, Pangos, Kuric, Pustovyi, Blazic y Smits, los seis fichajes del Barça en su presentación

Singleton, Pangos, Kuric, Pustovyi, Blazic y Smits, los seis fichajes del Barça en su presentación / ALEJANDRO GARCÍA (EFE)

Si el objetivo del Barça es dar un vuelco radical a la imagen de los últimos años, sobre todo en Europa, no podía encontrar un escenario mejor donde estrenarse en la Euroliga este jueves: la cancha del todopoderoso CSKA Moscú de Sergio Rodríguez Nando de Colo. El equipo moscovita, dirigido por Itoudis, comparte con el Fenerbahçe de Obradovic y el vigente campeón Real Madrid la condición de favorito de un torneo que vuelve a reunir a cuatro clubs de la ACB entre sus 16 participantes, gracias al debutante Gran Canaria, que se unen a Madrid, Barça y Baskonia.

Los azulgranas aún arrastran la pobre impresión de la pasada temporada (11 victorias y 19 derrotas), 13º en la clasificación, lejos de los ’play-off’ por segundo año consecutivo. La falta de competitividad en Europa le costó el cargo a Sito Alonso y abrió una nueva era con Pesic, que ahora afronta su segunda temporada con un objetivo del club ("Tenemos que mejorar en la Euroliga para meternos en el 'top-8'”, apunta Nacho Rodríguez) que parece de mínimos para el potencial de una plantilla que incorpora a seis caras nuevas, algunas de ellas de caché como Singleton y Pangos. Desde el 2014, el Barça no alcanza la 'final four'. Su segundo título llegó en el 2010. La obsesión europea no para de crecer. 

Moscú, Estambul, Madrid

Reforzado con Hackett (Brose Baskets) y dos interiores de la NBA, Peters (Suns) y Bolomboy (Bucks), el CSKA, ya sin Khryapa, ha intentado ganar en tiro y en potencia interior para llegar a la ‘final four’ que este año se celebrará en Vitoria (17 al 19 de mayo). No hay que olvidar que el CSKA reúne estrellas como Higgins, Clyburn o Hines junto a talento ruso como Vorontsevich y Kurbanov.

Llull y Reyes levantan la Euroliga conquistada en mayo en Belgrado / ANDREJ KUKIC (efe)

Limitados han sido también los refuerzos del Fenerbahçe y del Madrid, dos plantillas sobradas de potencial. El equipo turco pierde a Wannamaker y Nunnally, camino de la NBA, pero Obradovic ha añadido dinamita: el francés Lauvergne ex de los Spurs, para la zona, y el canadiense Tyler Ennis, de los Lakers. El Madrid pierde a Doncic, instalado ya en los Mavericks, pero preserva una plantilla de lujo, a la que ha añadido al tirador Prepelic y al ala-pívot argentino Deck.

Recuperar el paso 

El Olympiacos, con David Blatt en el banquillo y Toupane (Zalgiris), Timma (Baskonia) y Vezenkov (Barça) en nómina, y el Panathinaikos de Xavi Pascual, con Keith Langford como fichaje estrella, estarán también en el grupo de privilegiados en el que pretende colarse el Baskonia, decidido a aprovechar la oportunidad de la organización de la ‘final four’ en el Buesa Arena. En ese proyecto que madura Pedro Martínez en el banquillo, el club ha renovado a una de sus estrellas, Shengelia, y ha añadido pegada con Shields, que despuntó en Italia la pasada temporada, y Hilliard, procedente del filial de los Spurs en la D-League.

Después de varios años de decepciones, referentes como MaccabiArmani Milán, Anadolu Efes o el propio Barça han hecho una fuerte apuesta económica para pelear por la ‘final four’, en el que se coló el año pasado, tras dos décadas de ausencia, el Zalgiris de Sarunas Jasikevicius.

A Estambul llega Shane Larkin (Celtics) como fichaje de relumbrón, pero también Micic (Zalgiris), Beaubois (Baskonia), Moerman (Barça) y Pleiss (Valencia). A Milán, dos nombres de lujo: Mike James, ex Panathinaikos, y Nemanja Nedovic, ex Unicaja, además del interior Jeff Brooks, también procedente de Málaga. Y en Tel Aviv se produce una revolución encabezadas por el pívot Tarik Black (Rockets), el exterior John O’Bryant (Hornets) y  Wilbekin (Darussafaka).