Ir a contenido

MUNDIAL FEMENINO DE BALONCESTO

España pierde ante Bélgica (72-63) y termina segunda de grupo

El equipo de Mondelo tendrá que jugar octavo de final ante Senegal, pero evita a Estados Unidos hasta una hipotética final

Alejandro García

Laia Palau trata de pasar el balon frente a una jugadora belga.

Laia Palau trata de pasar el balon frente a una jugadora belga. / Ramon de la Rocha (EFE)

España se puso primera de grupo a falta de 1.1 segundos, gracias a dos tiros libres de Marta Xargay, pero un error defensivo liberó a la belga Meesseman para conseguir la canasta que colocó el 72-63 definitivo en el marcador, que manda a España, segunda de grupo, a jugar octavos de final ante Senegal.

La lectura positiva es que el enfrentamiento ante la gran favorita, Estados Unidos, queda pospuesto hasta una hipotética final. El premio por ser primeras de grupo era importante, pasar directamente a cuartos de final, pero la sombra de encontrarse a Estados Unidos en la semifinal era alargada.

“Vamos a ir al desgaste en los dos primeros cuartos, a ver si en el tercero podemos hacer diferencia”, decía Lucas Mondelo, seleccionador femenino, antes del último partido de la fase de grupos. El plan se mantuvo más o menos en pie hasta el descanso, pero el acierto belga se impuso en el tercer cuarto de forma definitiva para el desenlace del partido.

El choque había comenzado con Bélgica muy intensa, rápida y certera, castigando cada pérdida con un contrataque y con mucho acierto desde la línea de tres puntos. El equipo de Mondelo encontró buenos momentos en ataque de la mano de Alba Torrent y Marta Xargay, complementadas con la lucha en la zona de Nichols y Laura Gil, que le permitieron mantenerse con opciones.

España sufrió mucho en los dos primeros cuartos. A duras penas se mantuvo por debajo de los diez puntos de desventaja al descanso, gracias al gran final de segundo cuarto de Cristina Ouviña. La ventaja de 7 puntos que había conseguido el equipo belga, guiado por una gran Emma Meesseman, que se fue al descanso con 11 puntos y un 5 de 7 en tiros de campo, se antojaba asequible, dentro del plan establecido.

Tercer cuarto clave

Pero en el tercer cuarto España se vio arrasada por el vendaval belga en ataque, con una Mestdagh desatada en el lanzamiento. Mondelo varió la defensa, cambió emparejamientos y buscó fluidez en ataque, pero el equipo no encontró el acierto necesario en ningún lado de la pista.

El nerviosismo se apoderó del partido, de los árbitros y de España al final del tercer cuarto. Las dos técnicas que recibió el equipo de Mondelo, ciertamente rigurosas, terminaron por estancar la remontada en grado de tentativa de España. El penúltimo cuarto terminó con los pensamientos ya centrados en reducir la desventaja hasta los 7 puntos, que permitían terminar primeras de grupo, no a ganar el partido.

El último cuarto comenzó con la quinta falta de Astou, el enfado del público tinerfeño con los árbitros y la apuesta de Mondelo por un quinteto pequeño, con velocidad y posibilidades en ataque. Las diferencias se redujeron hasta márgenes más manejables, entorno a los diez puntos y Alba Torrens, de vuelta a su nivel, lideró una reacción algo precipitada, que terminó por resultar insuficiente para retener la primera plaza del grupo.

Ficha del partido

BÉLGICA      72  

ESPAÑA       63 

Bélgica:  K. Mestdagh (21), Delaere (7), Meesseman (19), Linskens (5) y Allemand (5) -cinco inicial-, Carpreaux (4), Wauters (2), H. Mestdagh (1), Vanloo (6) y Raman (2).  

España:  Palau (2), Nicholls (12), Torrens (16), Xargay (13) y Ndour (5) -cinco inicial-, Domínguez, Ouviña (5), Casas, Cruz (8), Gil (2) Arrojo y Sánchez.  

Parciales:  19-15; 20-17; 22-14; 11-17.