Ir a contenido

ASCENSO A ACB

El Manresa cae ante el Melilla y deja escapar su segunda oportunidad

El equipo de Diego Ocampo se jugará todo en un desempate en el Nou Congost tras una nueva derrota (86-74)

Guerra, del Melilla, intenta superar la defensa de Nacho Martín, del Manresa

Guerra, del Melilla, intenta superar la defensa de Nacho Martín, del Manresa / FEB

Melilla e ICL Manresa se jugarán el ascenso a la ACB en un quinto y definitivo partido, en el Nou Congosta, después de la victoria por 86-74 de los melillenses en el cuarto choque de la serie final, en la que sobresalieron Mamadou Samb y Dani Rodríguez.

Los de la Ciudad autónoma dominaron el partido de principio a fin, pero el marcador final es engañoso porque los dos equipos tuvieron sus opciones de victoria hasta los dos últimos minutos.

El Melilla salió muy enchufado y se anotó un 12-0 en los primeros dos minutos y medio, ante un ICL Manresa sorprendido y sin poder de reacción hasta que Nacho Martín anotó la primera canasta pasados los tres minutos de juego.

Edu Durán asumió galones en ataque para un Melilla que perdió ventaja ante la recuperación del equipo catalán, liderado por Martín, que sin embargo no consiguió ponerse por delante en el marcador, 26-21 al final del primer cuarto.

Samb, muy efectivo

En el segundo cuarto los dos equipos siguieron apostando por el ataque con Mamadou Samb en plan estrella, con tres triples y 13 puntos al descanso.

El equipo catalán cercó en varias ocasiones a los de la ciudad autónoma. 35-33 (m. 15), pero los triples salvaron a los melillenses en esas oportunidades.

Lluis Costa, 10 puntos al descanso, y Martín (11) fueron los más efectivos, pero no pudieron frenar el ímpetu de los melillenses que con 9 de 13 en triples se fueron a vestuarios con 49-41 en el marcador.

También fueron superiores los locales en asistencias, 11-4 en los primeros veinte minutos de choque.

El dominio en el rebote fue clave en el acercamiento del Manresa en el tercer cuarto, en el que Jordi Trias y Sakho adquirieron protagonismo cuando Martín pasaba a descansar al banquillo, y que los manresanos finalizaron con sólo 4 puntos de desventaja, 65-61.

La tensión y la presión comenzó a hacerse notar en el partido, en el que casa balón comenzó a ser fundamental. El 16-20 de parcial en el tercer cuarto dejó todo abierto para los últimos diez minutos, los de la verdad.

Tras dos minutos sin puntos por parte de nadie y un posterior intercambio de canastas, un triple de Lluis Costa volvió a dejar al Manresa a tiro de canasta, 69-67, en el ecuador del último periodo.

Cuando peor pintaban las cosa para el Melilla, apareció Dani Rodríguez para echarse el equipo a la espalda, solucionar el atasco de ideas y de anotación de su equipo y permitir llegar a los dos últimos minutos, 77-70, con la ventaja suficiente para gestionar la victoria sin demasiadas estrecheces.

El martes, en Manresa, quinto y último partido. El vencedor acompañará al Breogán de Lugo en el ascenso.

Melilla, 86 - ICL Manresa, 74

Melilla Baloncesto (26+23+16+21): Rodríguez (11), Durán (11), Almazán (5), Samb (17) y Guerra (12) -cinco inicial-, Kapelan (10), Djuran (2), Servera (11), Lucas (4), García (3) y Fall (0).

74 - ICL Manresa (21+20+20+13): Lundberg (5), Martín (18), Allen (3), Gintvainis (6) y Trias (8) -cinco inicial-, Hamilton (2), Jou (3), Costa (14), Sakho (9) y Muñoz (6).