Ir a contenido

LA EUROLIGA DE BALONCESTO

Paliza monumental del Barça al Olympiacos (63-90)

El equipo de Pesic se exhibe en El Pireo en una gran actuación coral de los jugadores

Joan Carles Armengol

Navarro avanza ante Spanoulis, este jueves en El Pireo.

Navarro avanza ante Spanoulis, este jueves en El Pireo. / EFE / GEORGIA PANAGOPOULOU

¡Svetislav Pesic, por qué no llegaste antes! Ese es la exclamación que los aficionados al básquet culé deben de verbalizar cuando ven jugar al equipo azulgrana pos-Sito Alonso. Un equipo al que el técnico serbio nacionalizado alemán ha dado la vuelta como un calcetín y que es capaz de protagonizar gestas tan impensables como la de este jueves en el pabellón de la Paz y la Amistad de El Pireo, en teoría bastión inexpugnable del Olympiacos.

Pues bien, en ese caliente escenario, ante el segundo clasificado de la Euroliga (el magnífico equipo de Vassilis Spanoulis), el nuevo Barça de Pesic, un Barça irreconocible (por lo bueno) respecto al que se arrastraba hasta hace un mes por las pistas europeas y españolas, ha protagonizado una exhibición que podríamos calificar de histórica al avasallar al conjunto griego (63-90) tras llegar a ir ganando de 33 puntos (55-88) a dos minutos del final y sometiendo a uno de los castigos más duros al conjunto ateniense.

El Olympiacos solo había cedido una victoria en casa esta temporada (ante el Panathinaikos de Xavi Pascual) y el Barça solo había ganado un partido fuera, en la pista de Khimki. El Olympicos lucha para desbancar al CSKA del primer puesto (18 victorias-8 derrotas) y el Barça, por eludir el farolillo rojo (9-17 ahora). Pero la diferencia, sobre la pista, fue en todo momento a favor de un Barça estratosférico que se lució como conjunto, con un juego coral impresionante, una defensa de lujo (solo 11 puntos encajó en el último cuarto) y una intensidad apabullante que desarmó a los locales.

Rotación de nueve hombres

Con solo nueve hombres en la rotación (Pressey Kurucs solo salieron en los dos minutos finales), un Barça con cuatro bajas importantes (Sanders, Hanga, Seraphin y Vezenkov) avasalló al Olympiacos. Llegó al descanso muy ajustado (38-40), pero luego un parcial de 0-17 (para 41-57) en el tercer cuarto y otro más increíble aún de 3-25 en el cuarto (para 55-88) hizo enmudecer el pabellón griego. El parcial de 25-50 en la segunda parte lo dice todo. Tomic, MVP con 19 puntos y 10 rebotes, solo fue la punta de lanza. Moerman jugó 33 minutos (17 puntos, 3 triples y 13 rebotes), y Koponen (14 puntos), Heurtel (13 y 7 asistencias), Oriola (12 y 8 rebotes) y Navarro (8 puntos y dos triples) completaron un trabajo ejemplar en el que solo desentonó Jackson (0 puntos).

El imparable Barça de Pesic fue mejor en todo. Perdió pocos balones, recuperó más, logró 48 rebotes (35 el Olympiacos), dio 19 asistencias (por 11), anotó el 56% de tiros de dos (por un 39%) y, sobre todo, dejó sin ningún punto a Spanoulis (gracias al marcaje de Koponen) en toda la segunda parte. Insuperable.

Olympiacos, 63 - FC Barcelona, 90

Olympiacos: Spanoulis (10), Papapetrou (9), Printezis (14), Mantzaris (2), Milutinov (4) -equipo inicial-, McLean (14), Brown (3), Strelnieks (5), Tillie (-), Roberts (2), Thompson (-) y Wiltjer (-).

Barcelona Lassa: Heurtel (13), Koponen (14), Claver (4), Moerman (17), Tomic (19) -equipo inicial-, Ribas (3), Jackson (-), Navarro (8), Oriola (12), Pressey (-) y Kurucs (-).

Parciales: 17-22; 21-18; 14-23; 11-27

0 Comentarios
cargando