Ir a contenido

LA LIGA ENDESA

El Barça se cobra su venganza y arrasa al Madrid

El equipo azulgrana domina de principio a fin con el liderazgo de Heurtel y una gran actuación colectiva (94-72)

Luis Mendiola

El azulgrana Tomic pelea con Tavares en una acción del partido

El azulgrana Tomic pelea con Tavares en una acción del partido / VALENTÍ ENRICH

Hace tan solo 15 días, el Madrid asaltaba el Palau en su visita en la Euroliga, aprovechando la resaca de Copa del Barça. Y este domingo, en la Liga Endesa, los papeles se cambiaron por completo y fue el Barça el que se mostró enormemente superior al equipo de Laso y se cobró su venganza (94-72). Fue un triunfo muy dulce para los hombres de Svetislav Pesic, que les sirve primero para reivindicarse y, después, para recordar que la temporada no está ni mucho menos vista para sentencia como parecía cuando arreciaba la crisis, que acabó llevándose por delante a Sito Alonso.

Agarrados al talento de Heurtel, Ribas y Tomic, al carácter de Oriola, al trabajo físico de Claver  y también a la creciente confianza de todo el colectivo, el Barça convirtió el clásico en un regalo para el público del Palau, que hacía tiempo que no vivía una victoria así y menos frente al eterno rival, muy superior en las últimas temporadas. La Copa ha tenido un efecto balsámico. Es como si, de repente, todas las piezas que hasta ahora parecían defectuosas, lograran  ajustar.

Así lo que se vivió en el Palau fue una exhibición de principio a fin, con Pablo Laso levantando la bandera de la rendición a partir del tercer cuarto, en el que el equipo de Pesic llevó las diferencias hasta los 26 puntos (72-46). Incluso mucho antes, con el parcial de 9-0 con el que se abrió ese periodo (54-29), con los madridistas desaparecidos de la cancha. A partir de ese instante, el técnico blanco optó por dar minutos a los jóvenes: a Radoncic, a Yusta… Todo estaba visto para sentencia.

Más consistencia

Hay razones de sobras para explicar ese giro espectacular del guion en el clásico que solo puede entenderse sobre una cancha de baloncesto: el orgullo herido del Barcelona, la mejora evidente que ha vivido el equipo con Pesic al frente, la posible relajación del Madrid en una competición que lidera con un margen claro y su deseo de guardar fuerzas para pelear por su clasificación europea, que aún intenta asegurar, y que le llevará a visitar este martes al Armani Milán.

Sea como sea, el triunfo del Barça demuestra que en deporte el pasado apenas cuenta y que el el proyecto de Pesic empieza a dar muestras de una enorme consistencia, que era lo que más se echaba de menos esta temporada. “Era una victoria muy importante para nosotros”, explicó el preparador barcelonista. “Para mejorar nuestra posición en la Liga, pero también era importante para nuestro público, al que le hemos enviado una señal de la actitud del equipo. Espero que a partir de ahora, el Palau esté siempre lleno”.

La victoria del Barça empezó a construir por la defensa, santo y seña del técnico serbio pero después del talento azulgrana empezó a aflorar, con un Heurtel estelar, con Ribas y  Oriola dándole carácter a la apuesta y con buenas aportaciones de Tomic, Claver o Koponen que elevaron el tono colectivo hasta borrar de la cancha al Madrid, que tuvo que ver como las diferencias llegaron hasta los 31 puntos (81-50) antes de que los jugadores blancos lograran maquillarla en el esprint final.

FC Barcelona, 94 - Real Madrid, 72

FC Barcelona: Heurtel (21), Koponen (10), Claver (4 ), Moerman (10 ), Tomic (9 ) –cinco inicial- Ribas (11), Pressey (-), Jackson (4), Navarro (6), Vezenkov (2), Kurucs (-), Oriola (17).

10 de 21 triples (Heurtel, 3). 33 rebotes, 6 ofensivos (Moerman, 7). 22 asistencias (Ribas, 5)  

Real Madrid: Campazzo (5 ), Carroll (8 ), Taylor (1 ), Randolph (5 ), Tavares (4 ) –cinco inicial- Causeur (10), Randle (8), Rudy (11), Radoncic (3), Reyes (5), Ayón (4), Yusta (8).

2 de 20 triples. 31 rebotes, 4 ofensivos (Randolph, 6). 9 asistencias (Randle, 4).

Parciales: 21-14; 24-15; 27-17; 22-26    

0 Comentarios
cargando