Ir a contenido

LA EUROLIGA DE BALONCESTO

El Barça regresa a su peor cara en Kaunas

El 'efecto Pesic' se diluye en los azulgranas, que encajan una dura derrota ante el Zalgiris (90-74)

Luis Mendiola

Kavaliauskas y Tomic disputan un balón durante el Zalgiris-Barça.

Kavaliauskas y Tomic disputan un balón durante el Zalgiris-Barça. / TOMS KALNINS

Después del tremendo golpe que supuso la victoria del Madrid por 27 puntos en el Palau hace una semana, el bajón del Barça siguió en Kaunas (90-74) con una dura derrota frente a un Zalgiris convertido en una de las revelaciones de la temporada de la mano de su técnico Sarunas Jasikevicius y aspirante a una de las ocho plazas de los ‘play-off’.

El equipo azulgrana está en la posición totalmente opuesta. Con siete derrotas en los últimos ocho partidos y la brújula perdida totalmente en la competición europea, en la que se esfuerza por escapar a la última plaza.   

El 'efecto Pesic' se está desvaneciendo en el vestuario azulgrana con rapidez y la sensación es que el subidón por el título de Copa fue una cuestión puntual. De vuelta al día a día, al Barça vuelven a aparecerle todos los males: los problemas en el rebote (12 concedió en ataque) las numerosas pérdidas (16), la falta de fluidez en el juego de ataque, producto también de un excelente trabajo defensivo del Zalgiris, que cerró líneas de pase y negó el triple a su rival. En definitiva, el equipo azulgrana se fue deshaciendo en el Zalgirio Arena por la falta de consistencia que se ha visto demasiadas veces esta temporada.

Dos lesionados

No ayudó mucho la espesura de Heurtel y Ribas, los dos termómetros más fiables de los barcelonistas, especialmente la del francés, que acumuló seis pérdidas y generó muchas dudas. Sin la lucidez de ambos, el Barça se movió al ritmo que marcaron Pangos y Micic. Y lo que no generaron los dos bases lituanos, lo concedió el Barça, incapaz de asegurar el rebote en su zona y concediendo segundas opciones, que fueron su gran condena.

Para colmo de males, Hanga se lesionó en la rodilla izquierda en el primer tiempo, por lo que se someterá este viernes a pruebas médicas en Murcia, donde el Barça juega este sábado en la Liga. Y Moerman sufrió una  golpe en la cabeza en un duro choque con Micic, que hizo sangrar a ambos de forma abundante y les obligó a abandonar la cancha. El ala-pívot francés, con varios puntos en la ceja,  intentó regresar. Pero, al final, los médicos azulgranas optaron por protegerlo en el banquillo y evitar males mayores.

En ese escenario, las ventajas del Zalgiris fueron creciendo y asentándose frente a un rival incapaz de anotar con regularidad y que, por momentos, dio la impresión de bajar los brazos. Esa sensación fue especialmente intensa en el tercer cuarto, cuando el Barça encajó un parcial de 10-0 que disparó las diferencias de los lituanos hasta los 20 puntos (70-50), una losa insalvable ya para los azulgranas, que se descomponen en la competición europea.

Zalgiris Kaunas, 90 - FC Barcelona, 74 

Zalgiris Kaunas: Pangos (18), Toupane (21), Ulanovas (7), Jankunas (3), Davies (9)- cinco inicial- Sajus (-), Masiulis (-), Milaknis (9), Micic (4), White (11), Kavaliauskas (6) Valinskas (2).

10 de 24 triples (Toupane, 4). 32 rebotes, 12 ofensivos (Ulanovas, 5). 24 asistencias (Ulanovas, 7).

FC Barcelona: Heurtel (2), Hanga (5), Claver (7), Moerman (2), Oriola (18) –cinco inicial- Ribas (3), Jackson (6) Navarro (8), Vezenkov (2), Koponen (10), Tomic (11).

6 de 21 triples (Oriola, 2). 22 rebotes, 5 ofensivos (Claver, 7 ). 24 asistencias (Heurtel, 9).

Parciales: 19-15; 25-19; 26-16; 20-24

   

0 Comentarios
cargando