Ir a contenido

COPA DEL REY DE BALONCESTO

Pesic devuelve la fe al Barça

El equipo azulgrana se clasifica para las semifinales frente al Gran Canaria después de superar en un emocionante pulso al Baskonia (94-90)

Luis Mendiola

El baskonista Granger intenta superar la defensa de Hanga y Sanders 

El baskonista Granger intenta superar la defensa de Hanga y Sanders  / Angel Medina G (EFE)

El Barça estará este sábado en las semifinales de la Copa, un puesto que ni siquiera podía imaginar hace una semana, en medio de una de las grandes crisis de su reciente historia, que acabó con la destitución del técnico Sito Alonso. Sin confianza, perdida la consistencia, el equipo no sabía cómo salir de su propio laberinto. La llegada del venerado Svetislav Pesic, un recurso casi desesperado del club, ha devuelto, sin embargo, la fe al equipo azulgrana y sobre todo la pegada que se le suponía.   

El Barça emergió con fuerza en uno de los momentos decisivos de la temporada. Solo así pudo superar el exigente examen que suponía el Baskonia en los cuartos de final (94-90). El triunfo azulgrana se  basó en una soberbia actuación colectiva, en un aplastante dominio del rebote (43 por 28) en un espléndido trabajo defensivo y en un protagonismo destacado de Heurtel (20 untos, 9 asistencias), Oriola (14  puntos, 7 rebotes) y Tomic (18 puntos, 9 rebotes).  El Gran Canaria, anfitrión del torneo, espera a los azulgranas en la pelea por un puesto en la final.    

Bien  sea por el efecto reactivo del cambio de entrenador, bien por el rearme moral que ha supuesto para algunos jugadores, o por la mano sanadora de Pesic en los escasos días que lleva trabajando el equipo, la imagen del Barça fue radicalmente diferente a la que había prodigado en su irregular trayectoria por la temporada. Apareció la mejor imagen de los azulgranas, esa que se ha dejado ver a cuentagotas frente a grandes rivales como el CSKA o el Panathinaikos. La de un equipo con recursos y talento.

 Actitud,determinación, intensidad. Todos los aspectos que deben definir a un equipo competitivo aparecieron ya desde los primeros minutos en la puesta en escena del Barça, que no tembló a pesar del contundente inicio del Baskonia que, en apenas un par de minutos, ya había abierto brecha (4-10), dejando ver algunas debilidades en su rival.

Buen trabajo defensivo

La defensa del Barça, sin embargo,  fue uno de los aspectos en los que sobresalió el equipo de Pesic, reduciendo espacios, limitando líneas de peso, actuando con mucha agresividad. No tuvieron miedo, además, los azulgranas de hacer faltas, un aspecto que hasta ahora se echaba de menos. Eso le  ayudó también a marcar el ritmo e impidió que el Baskonia se sintiera cómodo. Los  jugadores de Pesic, salvo en contadas ocasiones, tuvieron cabeza y evitaron la precipitación, raíz de muchos de sus males actuales.

Con Heurtel y Ribas muy activos, con un enorme despliegue físico de Oriola y también de Tomic desde el primer momento y un buen acompañamiento de todo el banquillo, fue el Barça el que marcó la iniciativa y llegó a abrir diferencias claras por momentos (50-40, m. 18, tras un triple de Navarro). Pero el Baskonia siempre encontró respuesta para no descolgarse del todo. Los tiros libres, con el conjunto catalán obsesionado en defensa, le ayudaron mucho. Pero también ayudó el acierto de sus exteriores, en especial Beaubois (22 puntos) y el trabajo inagotable de Shengelia (30 puntos), para el que difícilmente lograron encontrar antídoto los hombres de Pesic.

Intercambio de golpes

Con un Barça cada más asentado en  la cancha y más seguro de sus fuerzas, consecuencia también de un plan de juego que parece más comprensible para todos los jugadores, el partido se movió en una dinámica de intercambio de golpes en la que los azulgranas se encontraron muy  cómodos.

Navarro asumió galones en el juego, Oriola siguió castigando a la defensa del  cuadro vitoriano con transiciones rápidas y acciones de 'pick and roll', Tomic  y el propio Oriola trabajaron bien en el rebote ofensivo y así el margen volvió a elevarse por encima de los 11 puntos  (70-59) para el Barça que entró en el último cuarto del encuentro con excelentes sensaciones (74-67).  

No perdió el pie el Baskonia que a base de acciones individuales, volvió a entrar con fuerza en el partido, devolviendo el equilibrio para jugar los dos últimos minutos (84-84). En ese escenario de máximo equilibrio, con la adrenalina disparada, todo se resolvió en un par de detalles, dos tiros libres de Heurtel y un balón perdido por Voigtmann, que el propio Heurtel finalizó con un contrataque para abrir cinco puntos (93-88), que tuvieron un  valor fundamental.

El equipo de Pedro Martínez aún dispuso de su oportunidad, un balón perdido por Heurtel, con 17 segundos por jugar, que resbaló, dándole la oportunidad al cuadro de Vitoria de forzar la prórroga, aunque no escogió la mejor opción y el lanzamiento forzado de Voigtmann abrió la puerta de las semifinales para el Barcelona, algo que parecía poco menos que un milagro en medio de una temporada tan complicada.

FC Barcelona,  94 -Baskonia, 90 

FC Barcelona: Heurtel (20), Hanga (5), Sanders (8), Moerman (5), Tomic (18 )  -cinco inicial- Ribas (9) Navarro (9), Oriola (14), Claver (6 ). 
9 de 26 triples (Heurtel, 2). 43 rebotes, 11  of (Tomic, 9). 20 as (Heurtel, 9) 
Baskonia: Granger (4 ), Beaubois (22 ), Timma (17 ),Malmanis (- ), Poirier (6 ), -cinco inicial- Vidoza (- ), Voigtmann (4 ),  Huertas (- ), Janning (7 ), Shengelia (30 ), Garino (- ) 
9 de 29 triples (Timma, 3). 28 rebotes, 6  ofensivos (Voigtmann, 5). 17 asistencias (Voigtmann, 5) 
Parciales: 28-22; 24-25; 22-20; 20-23

0 Comentarios
cargando