Ir a contenido

LA LIGA DE BALONCESTO

El Barça cae en la más absoluta mediocridad

El equipo azulgrana pierde ante el Gran Canaria (77-88) su cuarto partido consecutivo, tres de ellos en casa

Sanders entra a canasta ante Eriksson.

Sanders entra a canasta ante Eriksson. / EFE / Quique Garcia

No hay manera. El Barça de baloncesto ya se ha acostumbrado a perder y no hay manera de remontar ese vuelo gallináceo. El equipo de Sito Alonso sigue en caída libre y este domingo ha encadenado su cuarta derrota consecutiva en las últimas dos semanas.

Da mismo quien sea el verdugo. En esta ocasión le ha tocado al Herbalife Gran Canaria tener la alegría de someter a un equipo histórico en horas muy bajas y que ha caído en la más absoluta mediocridad. El equipo canario ha ganado (77-88) en el Palau Blaugrana, antaño un fortín y actualmente un escenario que no provoca el más mínimo temor. Aquí han ganado en apenas diez días el Fenerbahçe, el Iberostar Tenerife y ahora el Gran Canaria. En medio, otra derrota, en la pista del Real Madrid en la Euroliga. Cuatro reveses consecutivos que ponen al equipo azulgrana en la UCI, a Sito Alonso en una posición muy delicado y a la sección en general en un estado de máxima alerta. Y esa semana, para acabarlo de arreglar, espera un doble duelo europeo, con la visita del Unicaja (miércoles) y el viaje a Vitoria, a la pista del Baskonia (viernes). Casi nada.

De principio a fin

El Herbalife Gran Canaria se ha llevado la victoria del Palau después de dominar al Barça de principio a fin, en un partido en el que los de Sito Alonso han tocado fondo. Los de Luis Casimiro dominaron el ritmo del juego y tuvieron un arsenal de jugadores en cada momento del partido para salir adelante.

Gai Mekel lució al principio, Eulis Baez y Balvin durante todo el partido, Oriol Paulí estuvo sobresaliente y en la recta final los triples de Marcus Eriksson finiquitaron a su exequipo. Por el Barça, solo se salvó Thomas Heurtel y en algunos momentos Kevin Seraphin.

De salida, el partido fue una demostración de talento ofensivo. Los ataques superaron siempre a las defensas y en el primer cuarto las diferencias fueron mínimas. Los canarios se movieron más que al ritmo, al acierto del base israelí Gal Mekel, que anotó nueve puntos prácticamente sin error, y su equipo dominó la situación desde el inicio (7-11, min.3). El Barça no se sentía cómodo. Por dentro el dúo Tomic-Moerman no podía con el formado por Baez-Balvin y Heurtel tampoco podía frenar a Mekel.

Se escaparon los canarios con una máxima diferencia de cinco puntos (17-22) tras una canasta de Balvin, pero los de Sito Alonso se recuperaron, sobre todo con los aciertos de Sanders y, especialmente, la entrada en juego de Seraphin que igualó el partido (21-23).

Los aciertos del 'cinco' francés (8 puntos y seis rebotes en nueve minutos) marcaron el inicio del segundo cuarto. Anotó ocho puntos sin fallo y su equipo recuperó la iniciativa en el marcador tras un parcial 6-0, aunque la igualdad era máxima.

Los canarios, con la vuelta de Mekel en lugar de Oliver, una mejor defensa y la primera canasta de Marcus Eriksson volvieron a darle la vuelta a la situación (29-35) ante un equipo azulgrana con problemas en las dos canastas, que jugaba a ráfagas y que no acababa de encontrar su ritmo de partido.

Paró el partido Sito Alonso y pidió más velocidad en las transiciones a los suyos, pero el Barça seguía sin creer en su juego. Un triple de Rabaseda y dos mates de Balvin (10 puntos hasta entonces) le dieron la máxima diferencia a los de Luis Casimiro (34-42), que solo se rebajó en un punto (37-44) en el ecuador del partido.

Diferencia de 18 puntos

Decidió Sito Alonso apostar por la defensa para remontar el partido. Puso en juego a Pressey, Ribas, Sanders, Moerman y Seraphin, más presión y más transiciones, pero la diferencia fue en aumento y llegó hasta los once puntos (42-53). En el tercer cuarto entró Pierre Oriola por primera vez en el partido. Sin embargo, el Barça seguía sin soluciones, negado en ataque y llegó a fallar hasta seis tiros libres consecutivos.

Por los canarios, se sumó a la fiesta Seeley y un triple de Oliver encendió todas las alarmas en el Palau, ya que la diferencia aumentó hasta los 15 puntos (44-59, m. 26). La fluidez en ataque de Oriol Paulí y la versatilidad de Balvin en la pintura le permitieron a los de Luis Casimiro ir creciendo, mientras que en el Barça solo Heurtel emitía señales en ataque y mantenía a su equipo en el partido (51-61, a 2.42 para el final del tercer cuarto).

La entrada de Oriola le dio un plus de carácter a los suyos, pero los canarios tenían recursos para mantener la diferencia en el marcador, con un gran Oriol Paulí. Un triple del exazulgrana Eriksson dejó el 57-68 en el marcador con diez minutos para la conclusión.

En el cuarto final, sin un cinco puro y con Claver y Oriola por dentro, el Barça intentó darle la vuelta a la situación, pero nunca estuvo en situación de poner en problemas a los canarios que llegaron a ganar por 18 (68-86) y lograron una victoria de prestigio.

La valoración final de ambos equipos, lo dice todo: Barcelona (74), Herbalife (107). Al final del partido los aficionados despidieron con silbidos al equipo.

La ficha

77 - Barcelona Lassa (21+16+20+20): Heurtel (24), Ribas (10), Sanders (9), Moerman (9), Tomic (2) -cinco inicial-, Seraphin (10), Claver (1), Navarro (-), Pressey (2), Hanga (4) y Oriola (6).

88 - Herbalife Gran Canaria (23+21+24+20): Mekel (12), Paulí (10), Eriksson (13), Balvin (17) y Baez (12) -cinco inicial-, Seeley (5), Oliver (9), Aguilar (-), Pasecniks (5) y Rabaseda (5).

Árbitros: Daniel Hierrezuelo, Vicente Bultó y Pedro Munar. Eliminado: Mekel (min.38).

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.