Ir a contenido

EL CLÁSICO LIGUERO DE BALONCESTO

El Barça da la campanada en la pista del Madrid (80-84)

El equipo azulgrana decide en los últimos 10 segundos un duelo muy igualado

Joan Carles Armengol

Navarro, en su 63º clásico de Liga, disputa el balón con Rudy.

Navarro, en su 63º clásico de Liga, disputa el balón con Rudy. / EFE / Chema Moya

El Barça ha logrado una victoria de prestigio en la pista del Real Madrid, donde ha ganado por 80-84 en un partido muy igualado que se ha decidido en los últimos 10 segundos, en los que el equipo blanco no ha sido capaz de recortar la diferencia de tres puntos que había puesto el base Thomas Heurtel con una jugada individual. Una pérdida de balón del Madrid ha dado dos tiros libres a Moerman, que solo ha transformado uno, suficientes para asegurar la victoria para el equipo de Sito Alonso.

Con ese triunfo, el Barça se ha situado con un balance de 6-2 en la Liga, por 7-1 del Madrid. El clásico del Wizink Center ha servido también para que Juan Carlos Navarro haya superado a Epi como el jugador con más duelos ante el archirrival blanco en la Liga, con 63 partidos.

Triunfo redentor

El Barcelona Lassa se ha redimido de su irregular trayectoria gracias a un triunfo de peso. De principio a fin, el choque ha sido un duelo intenso entre dos equipos que se han alternado el dominio en el marcador. Tras tres derrotas consecutivas, el conjunto azulgrana al fin ha podido llevarse el triunfo del WiZink Center.

La salida de ambos equipos ha sido fulgurante, con muchos jugadores enchufados, aunque ha sido Luka Doncic, con ocho puntos en seis minutos y dos triples sin fallo, quien se ha encargado de abrir las primeras brechas en el marcador (17-12, min 6.30).

Un triple de Pierre Oriola devolvió, muchos minutos después, la ventaja a los de Sito Alonso tras completar un parcial de 4-11. Ninguno de los eternos rivales lograba despegarse y el dominio siguió siendo alterno hasta el descanso, con Doncic y Seraphin como principales argumentos de sus respectivos equipos.

Efectivo Moerman

De los vestuarios salieron más entonados los azulgranas y más espeso en ataque el equipo de Pablo Laso, lo que permitió el control del juego a un conjunto catalán que fue por delante casi todo el tercer periodo, aunque con mínimas rentas que no superaron los seis puntos.

A ello contribuyó un letal Adrien Moerman, el jugador más inspirado en esta fase del partido desde todas las posiciones y que sumó una decena de puntos, en un acelerón final, el Real Madrid fue capaz de igualar el choque sobre la bocina con un mate de Tavares (61-61, min 30).

Final apretado

El intercambio de golpes continuó en un último cuarto que mantuvo el guión y la intensidad de los anteriores y la misma tónica en el marcador, con el Barça ganando a los puntos y el Madrid enganchándose al partido una y otra vez (70-70, min 35).

Como se preveía, el final fue de infarto. Heurtel subió el 78-81 al marcador con 9.8 segundos por jugar y el Real Madrid desperdició su último ataque regalando el balón a un rival que supo culminar su gran actuación con un triunfo de prestigio en el primer clásico de la temporada.

Ficha técnica

80 - Real Madrid: Campazzo (6), Doncic (20), Causeur (8), Randolph (4) y Reyes (8) -cinco titular-, Carroll (7), Randle (2), Thompkins (7), Tavares (4), Fernández (10) y Taylor (4).

84 - Barcelona Lassa: Heurtel (6), Sanders (), Hanga (6), Moerman (19), Seraphin (15) -cinco inicial-, Ribas (9), Pressey (-), Oriola (3), Sanders (13), Koponen (-), Navarro (6) y Tomic (7).