Ir a contenido

EUROLIGA DE BALONCESTO

El Barça de Sito Alonso descubre el sabor de la derrota en Belgrado

El Estrella Roja se impone por 90-82 al conjunto azulgrana, en el que Séraphin (16 puntos) no ha encontrado relevo

José María Expósito / Barcelona

Phil Pressey entra a canasta ante James Feldeine.

Phil Pressey entra a canasta ante James Feldeine. / Efe / Andrej Cukic

Tras seis victorias consecutvas (5 en la ACB y una en la Euroliga), el nuevo Barça Lassa de Sito Alonso descubrió este viernes el sabor de la derrota. La caldera del Pionir de Belgrado, que el propio técnico había señalado como piedra de toque del nivel de su equipo, frenó el triunfal arranque del nuevo proyecto culé. La decena de puntos de ventaja que logró el Estrella Roja en el primer cuarto fueron un lastre enorme para el Barça, que con muchas fatigas logró ponerse un punto por delante a 3 minutos del final, pero que agotó sus energías en esa remontada y se desmoronó en el momento decisivo (90-82).

Alcanzaba el Barça su partido número 400 en la Euroliga, cifra de la que ningún otro club puede presumir, tras un prometedor inicio de curso. Pero a diferencia de lo exhibido en sus seis duelos precedentes, esta vez el equipo catalán volvió a ser por momentos timorato en defensa, recordando sensaciones de temporadas anteriores, todo lo contrario que su rival, cuya agresividad desnortó a los bases azulgranas.

Mal primer cuarto

Cuando quiso darse cuenta, los serbios ya estaban 8 arriba (18-10, m. 6). Nada decisivo, pero ideal para la estrategia local. El Estrella Roja quería evitar que su rival se acercara a la media de 94,4 puntos que venía acreditando y una vez logrado ese primer margen impuso un ritmo lento para evitarlo. No todo eran méritos serbios: el Barça estuvo pésimo en el rebote ofensivo (3) y fruto de una mala defensa lograbo pocos puntos de contragolpe. El resultado fue una desventaja de 11 puntos tras el primer cuarto, elevada a 13 al inicio del segundo (33-20).

La reacción azulgrana vino de la mano de Kevin Séraphin (16 puntos), que no solo se impuso en la pintura sino lanzando desde posiciones abiertas. Un parcial de 0-8 devolvía al Barça al partido (33-28), aunque dos triples de Rochestie dejaran la diferencia en 12 puntos al descanso (44-32).

Séraphin, olvidado

Cualquier atisbo de reacción se truncaba: una pelota perdida de Ribas (muy flojo en su regreso a la ciudad donde se lesionó hace un año, aunque no peor que Pressey), un tapón a Tomic, un triple de Antic para suturar un parcial de 0-7... La esperanza llegó al final del tercer cuarto, con el despertar de Heurtel (14 puntos y 11 asistencias) y un triple de Oriola que ponía el 62-57 a falta de 10 minutos.

Dos triples de Dobric inflamaron el Pionir, pero otro de Hanga y un 2+1 de Oriola devolvieron la emoción (70-65). Emergió entonces Tomic, al que Alonso dio los minutos que se había ganado Séraphin, y el croata pareció darle la razón por momentos. Hanga puso el Barça por delante (79-80, m. 37)... y ahí se acabó. En tres minutos el equipo culé conjugó todos los errores que había ido cometiendo a lo largo de la noche y un inspirado Bjelica sentenció.

Estrella Roja, 90 - Barcelona Lassa, 82

Estrella Roja: Lazic (-), Rochestie (22), Feldeine (7), Bjelica (23), Lessort (13) -cinco inicial-, Keselj (-), Radicevic (4), Lazarevic (-), Antic (10), Dobric (9) y Jankovic (2).

Barça Lassa: Heurtel (14), Ribas (4), Hanga (10), Moerman (6), Seraphin (16) -cinco inicial-, Pressey (3), Navarro (2), Vezenkov (4), Oriola (8), Koponen (5) y Tomic (10).

Parciales: 24-13; 20-19; 18-25; 28-25.

0 Comentarios
cargando