Ir a contenido

LA LIGA ENDESA

El Barça aplica el rodillo ante el Obradoiro

Oriola sobresale en la brillante actuación colectiva del equipo azulgrana, que se aúpa al liderato (102-58)

Luis Mendiola / Barcelona

Tomic pelea por un rebote con el jugador de Obradoiro, Radovic

Tomic pelea por un rebote con el jugador de Obradoiro, Radovic / MARTA PÉREZ (EFE)

Tres días después de pasar por encima del Panathinaikos en la Euroliga, el Barça se dio otro festín. Esta vez fue en la Liga Endesa y la víctima del rodillo azulgrana fue el Obradoiro, que abandonó el Palau Blaugrana muy dolorido, tanto por la tunda física sufrida ante el equipo de Sito Alonso, como por la moral a causa del repaso sonrojante sufrido en el marcador (102-58).

No hay duda del carácter depredador que ha inoculado el técnico madrileño a sus jugadores en esta nueva etapa, obligado como está el equipo a redimirse tras una nefasta última campaña. El Barça pisó a fondo el acelerador y no dejó de quemar gasolina hasta cruzar la meta. Cuando llegó a los 20 puntos, se fue a por los 30. Y después a los 40, mientras el público del Palau, entusiasmado, no paraba de frotarse los ojos ante el cambio vivido por su equipo de un año a otro. 

Pierre Oriola, autor de 19 puntos y 5 rebotes, sobresalió  por ganas y deseo en la espléndida actuación coral del Barça, pero todo el equipo rayó a una gran altura, con 8 de los 12 jugadores en dobles dígitos de valoración, incluido Ante Tomic, que aprovechó los 16 minutos de que dispuso en su vuelta a la Liga Endesa, para demostrar, con 11 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias, que su perfil técnico también encajará en un equipo que hace de la entrega física su máxima.   

Segundo cuarto arrollador

El Barça dinamitó el  partido en un segundo cuarto modélico, en el que secó durante siete minutos el ataque del Obradoiro, le concedió solo tres canastas y disparó sus ventajas hasta los 27 puntos (49-22). El ritmo impuesto por los azulgranas, la intensidad defensiva, el despliegue físico de los jugadores de Sito provocó un seísmo en un encuentro que el equipo gallego inició con mucho descaro, dando réplica a cada acción de los barcelonistas, y aguantando el paso.

A partir de ese instante, el partido se convirtió en una exhibición colectiva e individual de los jugadores azulgranas, que acabaron recreándose de cara a la galería, sin olviar sus obligaciones, ambiciosos en la pelea por el rebote, cuidadosos con el manejo del balón (9 pérdidas), letales en el lanzamiento exterior, con siete jugadores anotando desde el triple (15 de 27, un 56%). Todos esos factores acabaron por catapultarlo al liderato de la Liga Endesa. 

FC Barcelona, 102 - Obradoiro, 58

FC Barcelona: Heurtel (14), Ribas (6), Hanga (8), Moerman (5), Oriola (19) –cinco inicial- García (-), Seraphin (6), Pressey (6), Vezenkov (9), Koponen (8), Tomic (11), Navarro (10).
15 de 27 triples (Oriola, 3). 34 rebotes, 8 ofensivos (Tomic,  6). 26 asistencias (Pressey, 6).

Obradoiro:  Sàbat (-), Laksa (5), Thomas (19), Radovic (3), Pustovyi (2) –cinco inicial-  Simons (2), Llovet (5), Navarro (2), Bendzius (13), Pechacek (2), Corbacho (-), Pozas (5). 
7 de 28 triples (Thomas, 3). 36 rebotes, 14 of. (Pustovyi, 6). 9 asistencias (Pozas, 5) .
Parciales: 20-15; 29-7; 29-17; 24-19

0 Comentarios
cargando